Comer para vencer al cáncer

Consulta a la doctora: “¿Qué alimentos se deben potenciar y cuáles restringir durante un cáncer?”

| 0 Comentarios

Hoy nos escribe Patricia:

“Estimada Paula,

Ante todo quisiera felicitarte por tu magnífica intervención en el Congreso Andaluz contra el Cáncer. Mi consulta es la siguiente: mi hermana ha sido intervenida de un tumor cerebral por segunda vez a sus 24 años, y después del proceso de radio ahora empieza la quimioterapia. Sabemos que hay alimentos muy ricos o necesarios, como el ajo o los cítricos, que no son recomendables durante la quimioterapia, pero, ¿cuáles son las frutas y verduras mas aconsejables? ¿Qué alimentos son menos saludables durante esta fase? ¿Como debería ser un menú completo para esta etapa?

Mil gracias por la forma en la que nos ayudas”.

Respuesta de la doctora Paula J. Fonseca:

“Estimada Patricia,

Ante todo quiero enviarte todo mi apoyo ante esta recaída y nuevo tratamiento para tu hermana.

Os animo a luchar poniendo todo de vuestra parte como estáis haciendo y con un estilo de vida saludable, especialmente en la comida.

En relación a tus consultas, debajo te enumero los alimentos que debéis potenciar y aquellos que es mejor restringir.

En el libro Comer para vencer al cáncer tienes disponible un menú semanal que tu hermana puede seguir para asegurar que su dieta sea equilibrada y rica en alimentos anticáncer.

  1. ALIMENTOS A POTENCIAR DURANTE EL CÁNCER

Las frutas, verduras y hortalizas que han demostrado mayor efecto antitumoral y que por tanto se deben incluir en la dieta diaria/semanal de un paciente con cáncer son:

  • Coles: brécol, coles de Bruselas, coliflor, lombarda, rábanos y nabos. Las coles deben consumirse una o dos veces por semana.
  • Verduras de color verde: repollo, acelga, espinacas, lechuga, escarola, endivia, rúcula, canónigos, borraja, alcachofa, espárrago, puerro, berro. El paciente debe consumir una de estas verduras al día como primer plato o guarnición, preferiblemente crudas en ensaladas o cocidas.
  • Ajo y cebolla: deben tomarse al menos 2-3 dientes de ajo y media cebolla cada día acompañando a otras verduras o a tus segundos platos, por ejemplo como adobo de carnes, pescados o en tortilla francesa.
  • Verduras de color rojizo: tomate, calabaza, zanahoria, remolacha, pimiento rojo. De entre todos, el más saludable es el tomate. Estas verduras es preferible que las consuma crudas, porque en puré o salsa aumentan su contenido calórico y en azúcares. En caso de realizar un puré, es preferible añadir cebolla, ajo y verduras de hoja verde que patata o solo zanahorias. El tomate es recomendable consumirlo a diario en ensalada junto con verduras de hoja verde como la lechuga, y añadiendo ajo y cebolla.
  • Cítricos: naranja, limón, kiwi, pomelo, arándano y piña. Se debe tomar una pieza al día, preferiblemente entera, puesto que al hacer el zumo se pierde la fibra. El momento idóneo es a media mañana o en el desayuno.
  • Frutos rojizos: frutas silvestres como fresa, granada, frambuesa, mora, grosella y frutas de temporada estival como cereza, melocotón, albaricoque, sandía, uva y ciruela roja. De estas, es adecuado consumir unos 100 g. en el caso de frutas rojizas o 200 g. de frutas silvestres por ración. Durante el verano, es bueno tomarlas casi a diario.
  • Manzana: es la fruta con mayor diversidad de variedades y de la que en nuestro país tenemos la suerte de disponer durante todo el año. Su alto contenido en fibra y agua la hacen recomendable para todo tipo de personas, siendo adecuada la ingesta de una pieza al día con la comida, merienda o cena.

Otros alimentos básicos en la dieta:

  • Pan integral tierno y cereales.
  • Legumbres: alubias, lentejas, guisantes, judías y garbanzos.
  • Productos lácteos: preferiblemente kefir, queso fresco y yogur.
  • Aceite de oliva.
  • Pescado azul: salmón, sardina, trucha, boquerón, anchoa, caballa, anguila, angula, arenque, calzón, congrio, chicharro, emperador, pez espada, lamprea, palometa. Estos pescados contienen grasas “saludables”, grasas polisaturadas con omega 3, que evitan el daño que las grasas nocivas producen principalmente en tus arterias, muchas veces dañadas por la quimioterapia. Se deben tomar unas tres veces a la semana.
  1. ALIMENTOS A RESTRINGIR DURANTE UN CÁNCER

A continuación se recogen aquellos alimentos que por su composición, rica en grasas y pobre en nutrientes, el paciente con cáncer debe consumir solo esporádicamente y en pequeñas cantidades:

  • Alimentos en conserva, envasados, ahumados o en salazón.
  • Alimentos hipercalóricos con alto contenido en grasas. Estas abundan en el beicon, panceta, mollejas, codillos, manos; embutidos como el salami, el salchichón, el chorizo, la morcilla y en patés. Deben sustituirse por pescados azules, carnes magras o de caza o jamón ibérico.
  • Azúcares refinados.

La bollería, los pasteles, las pastas, las rosquillas, los donuts, las confituras y demás productos de repostería contienen altas concentraciones de azúcares y de grasas (mantecas) y escaso aporte de nutrientes, por lo que deben ingerirse de forma excepcional.

Las bebidas gaseosas también son excesivamente dulces, por lo que te sugiero sustituirlas por agua, infusiones, malta, gaseosa blanca, tónica, batidos y/o zumos naturales.

El azúcar que añadimos a muchos lácteos también deberíamos consumirlo con moderación, al igual que otros edulcorantes como la sacarina y el aspartamo. El mejor sustituto del azúcar es la miel de abeja consumida en pequeñas cantidades o la stevia.

  • Carne roja.

El consumo de carne roja aporta hierro pero también más colesterol, más grasas saturadas y más ácido úrico que la carne blanca.

La cantidad adecuada que se debe tomar de carne roja, ternera, cerdo, buey, cordero pascual es una ración de unos 125 g. no más de 2-3 veces por semana, y de carne blanca, pollo, pavo, conejo, cerdo joven (cochinillo), cordero lechal, unos 150 g., no más de 3-4 veces por semana.

La carne proporciona proteínas de alta calidad, especialmente necesarias cuando se está combatiendo el cáncer, se pierde masa muscular y aparece cansancio.

  • Sal“.

Paula J. Fonseca

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.