Comer para vencer al cáncer

Apuntes sobre dolor y cáncer en el Día Mundial contra el Dolor

| 0 Comentarios

  1. El dolor y el cáncer. Aspectos básicos a considerar.

Definición de dolor: “desagradable experiencia sensitiva y emocional, SUBJETIVA, que se asocia a una lesión actual o potencial de los tejidos”.

La sensación de dolor es totalmente subjetiva y sólo el paciente puede notarla. Por lo tanto, el dolor es lo que el paciente califica así, aunque no se encuentre una causa evidente.

El dolor no debe de ser contemplado como un síntoma aislado. Para los pacientes y su familia tiene un importante impacto físico, psicológico y emocional.

De los enfermos con cáncer avanzado, el 50% tienen dolor de moderado a severo, y un 30% muy severo o intolerable. La aparición de dolor es muy frecuente en los cánceres de hueso, de cabeza y cuello, de páncreas.

Con tratamiento adecuado más del 95% de todos los dolores se controlan.

Los fármacos analgésicos (contra el dolor) deben tomarse en horarios fijos, no a demanda para prevenir la aparición del dolor.

 

  1. Clases de dolores más frecuentes durante los procesos tumorales.

Los 3 tipos de dolor más conocidos son:

  1. DOLOR SOMÁTICO: consecuencia de un daño de los tejidos, bien localizado y se desencadena por la activación de receptores del dolor en la piel y en tejidos profundos. Ejemplo: metástasis óseas, fracturas y dolor postoperatorio.
  2. DOLOR VISCERAL: asociado con infiltración, compresión, distensión o dilatación de vísceras/órganos torácicos o abdominales.
  3. DOLOR NEUROPÁTICO: resulta del daño del sistema nervioso . Mal controlado por los analgésicos habituales, precisa habitualmente de la utilización de varios fármacos.

 

Para que el médico pueda manejar bien el dolor y administrar el mejor tratamiento es fundamental que conozca sus características, las principales son:

  • Localización: parte del cuerpo donde se localiza el dolor.
  • Intensidad: suele medirse con la “escala analógica visual”, una regla que va de 1, nada de dolor, a 10, máximo dolor.
  • Cualidad: punzante, opresivo, lacerante, quemante, cólico, etc.
  • Duración, frecuencia o periodicidad: el dolor irruptivo, que aparece de forma súbita, suele requerir fármacos de rápida acción y administración puntual.
  • Irradiación: trayecto que recorre el dolor desde su localización original hasta otro lugar.
  • Atenuantes: circunstancias que disminuyen el dolor, por ejemplo el reposo.
  • Agravantes: circunstancias que aumentan el dolor, por ejemplo tras los movimientos.
  • Síntomas acompañantes:  náuseasvómitosdiarrea,  temblor, etc.
  • Signos acompañantes: sudoración, palidez, escalofríos, hipotensión, etc.

 

  1. Alimentación recomendada para paliar el dolor. Basado en: Remedios Naturales para Síntomas Habituales, capítulo de dolor, página 143.

Las infusiones de: tila, ulmaria, verbena, mejorana, pasionaria y sauce tienen efecto analgésico (reducen la sensación de dolor).

Los alimentos ricos en vitamina C, los cítricos como la naranja, limón, kiwi, pomelo, piña ayudan a mitigar el dolor.

 

Doctora Paula Jiménez Fonseca

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.