Comer para vencer al cáncer

Menú navideño con varias alternativas de platos

| 0 Comentarios

La Navidad es una época en la que las luces de la fe, esperanza, amor y prosperidad nos deberían iluminar a todos.

En ella la comida es un acompañamiento de esos momentos entre familia y amigos sin convertirse en algo estresante y “pesado”, sino sabroso y saludable.

Nuestro deseo es ayudarte a conseguirlo a través de originales platos basados en alimentos con grandes propiedades culinarias.

Aperitivos saludables:

Se trata de entrantes que, al estar basados en verduras, aportan pocas calorías, siendo ricos en minerales, vitaminas, antioxidantes y sustancias depurativas. Estos aperitivos están aderezados de un modo que resulten sabrosos y apetecibles, fundamentalmente con ajo, cebolla y perejil, evitando el exceso de proteínas (carne, pescado, huevos) de las que solemos abusar en estas fechas.

  1. Alcachofas salteadas
  2. Arbolitos de brócoli con almendras y perejil
  3. Chupitos o vasitos con zumos de hortalizas (zanahoria, tomate, remolacha …)
  4. Croquetas o buñuelos de espinacas y calabaza o de queso o de setas o quiche de verduras
  5. Cocas pequeñas de verduras como calabacín, berenjena, espinacas
  6. Espárragos a la vinagreta
  7. Endivias con queso fresco y un poco de Roquefort
  8. Palitos integrales con hummus (paté de garbanzos) o guacamole o paté de berenjena
  9. Palitos de queso fresco y tomate cherry o de salmón y espárragos
  10. Setas o champiñones o espárragos trigueros al ajillo

Primeros platos:

Deberían ser ligeros, predominando los caldos y verduras, dado que los segundos platos en estas fechas son más pesados y abundantes. Para aportar originalidad se pueden aliñar con salsas caseras atractivas y novedosas para nuestro paladar.

  1. Berenjenas rellenas de pisto
  2. Canelones de calabacín y tofu o de verduras y setas o lasaña de verduras y sésamo
  3. Coctel de gambas o langostinos en los que predomine la guarnición de ensalada verde con rúcula, canónigos o/y escarola aderezado con una vinagreta o cebolla caramelizada
  4. Crema de calabacín o calabaza con almendras o de guisantes con jamón o de alcachofas al curry o de puerros
  5. Ensalada de endibias con manzana, nueces, pasas y queso Provolone o de canónigos con piña, champiñones, picatostes y virutas de jamón
  6. Sopa de marisco o de cebolla, rape y almendras
  7. Sopa de pepino y aguacate o de apio con pera/manzana y canela o de miso con tofu y fideos de arroz
  8. Col lombarda de Navidad cocida o en ensalada
  9. Volovanes rellenos de pisto o de salteado de champiñones con ajetes tiernos
  10. Pastel de coliflor y brócoli

Segundos platos:

La forma de cocinado para el control de peso y de las calorías ha de ser sencilla sin aplicar reboces ni harinas ni huevo sobre la carne o pescado. Un modo idóneo de mantener el sabor, la calidad y dar un toque innovador es preparar principalmente el pescado al horno/papillot aderezando con jugo de limón, aceite de oliva crudo y hierbas aromáticas como albahaca, orégano, cúrcuma, laurel, eneldo, menta.

Pescado o marisco

  1. Langostinos al horno con whisky o salteado de sepia con judía verde y romesco o salpicón de mejillones
  2. Lomo de atún con vinagreta de mango y manzana
  3. Lubina o merluza a la sidra, al champán o al horno
  4. Rape al cava con tirabeques
  5. Salmón al papillot con verduras
  6. Suprema de rodaballo con vieiras y verduritas asadas

Carne

  1. Pavo relleno de ciruelas o uvas, trufas y piñones o codorniz confitada con verduras o pato con endibias, naranja y almendras o con col, lombarda y manzana
  2. Pollo relleno de setas o espárragos o frutos rojos o al horno aderezado con cerveza o vino y ajo
  3. Redondo asado con jengibre y mostaza o cordero lechal asado al tomillo
  4. Solomillo de cerdo con cebolla confitada

Guarniciones:

Pueden servir para acompañar carnes o pescados cocinados al vapor, a la plancha o al horno.

  1. Calabacines en tempura con pipas de girasol
  2. Champiñones gratinados con tomillo y limón
  3. Chutney de manzana y pasas
  4. Tallarines de puerros
  5. Verduras marinadas a la parrilla o caramelizadas o calabaza asada con parmesano

Postres:

La fruta es un alimento dulce, digestivo y sabroso que da mucho juego a la hora de elaborar un postre por su colorido y gusto. El yogur y el helado son digestivos y preferibles a la pasta elaborada con harina, huevo, azúcar y manteca que contiene muchas calorías y colesterol.

  1. Brocheta de frutas frescas: piña, mandarina, plátano, manzana, pera, papaya
  2. Copa fría de cítricos
  3. Chupito de mousse de naranja con galleta de avena o muesli o de limón
  4. Gelatina de fresas o crema de frambuesas
  5. Helado de piña con hojas de menta
  6. Manzanas asadas rellenas de nueces y pasas
  7. Milhojas de requesón con salsa de frutas
  8. Mus de queso o yogur con mermelada de frutos rojos
  9. Yogur con piña o manzana, uva y/o plátano
  10. Sorbete de mandarina y granada

Comer mejor no significa estar todo el día en la cocina, sino disfrutar de una buena mesa y mejor compañía.

Doctora Paula Jiménez Fonseca

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.