Comer para vencer al cáncer

Los 10 mandamientos de la obesidad en relación al cáncer

| 0 Comentarios

La sociedad española para el estudio de la obesidad (SEEDO) y la sociedad española de oncología médica (SEOM) han acordado “los 10 mandamientos de la obesidad” que enumeramos a continuación. NO DEJES DE LEERLOS con ellos se busca evitar hasta la mitad de los cánceres:

  1. La obesidad, considerada como una enfermedad epidémica, afecta al 22,9% de la población cuando se utiliza el índice de masa corporal (IMC) que se calcula dividiendo el peso en kilogramos entre la altura en metros elevada al cuadrado. Si se usa la circunferencia de la cintura, la cifra se eleva al 36,5%.
  2. La obesidad representa un factor de riesgo adicional en pacientes con cáncer.
  3. Se ha encontrado una asociación epidemiológica entre la obesidad y el cáncer, con un HR (hazard ratio) > 1,5 (es decir, la obesidad multiplica por 1,5 el riesgo de desarrollar ese tumor) para el cáncer de mama en mujeres post-menopáusicas, con cáncer de endometrio y carcinoma renal.
  4. También se ha hallado una asociación positiva más débil, con un HR de 1 a 1,5, para el cáncer colorrectal, para el cáncer de esófago/gástrico, cáncer de tiroides, meningiomas, cáncer de próstata, cáncer de páncreas y carcinoma hepatocelular.
  5. Aunque mal entendido, los mecanismos etiopatogénicos están relacionados con un aumento de los estrógenos de la aromatización de los andrógenos y la proliferativa actividad de las citoquinas inflamatorias, adipoquinas, insulina, IGF1, IGF2 y ácidos grasos.
  6. El aumento de la grasa corporal, especialmente en el tronco, se comporta como un factor de riesgo independiente para el desarrollo de ciertos cánceres. También empeora el pronóstico, reduce la supervivencia y aumenta el riesgo de tumores secundarios.
  7. Una mayor supervivencia de los pacientes con cáncer significa que la obesidad y sus complicaciones, principalmente la diabetes y las enfermedades cardiovasculares, son responsables de más de la mitad de muertes en estos pacientes.
  8. El momento en el que se le diagnostica cáncer a un paciente ofrece la oportunidad para que tome conciencia sobre la importancia de los cambios en el estilo de vida y hacer frente a la obesidad de manera integral. Los protocolos para la evaluación y el tratamiento de la obesidad en pacientes con cáncer necesitan ser implementados.
  9. Se estima que el 50% de los cánceres podrían prevenirse mediante cambios de estilo de vida, como no fumar, reducir la exposición al sol, prevenir la obesidad, comer una dieta saludable baja en grasas saturadas y rica en frutas y verduras y hacer más ejercicio físico.
  10. Las políticas activas destinadas a prevenir la obesidad y el cáncer tienen que ser puestas en marcha. Las diversas personas implicadas (políticos, gestores, educadores, pacientes, asociaciones y profesionales de la salud) deben esforzarse por lograrlo.

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.