Comer para vencer al cáncer

enero 18, 2018
por Iván Alonso
0 Comentarios

¿Los aditivos de la comida pueden causar cáncer?

Primero de todo, ¿qué es un aditivo?

Un aditivo es aquella sustancia que puede ser añadida intencionadamente a los alimentos y bebidas, sin propósito de cambiar su valor nutritivo, con el fin de conseguir su conservación en buen estado durante más tiempo y/o de mejorar sus cualidades organolépticas (sabor, aroma, color, textura).

 

¿Qué tipo de aditivos se utilizan?
Existen unos 367 aditivos aprobados en España (125 son los que se usan). De ellos, 88 son de origen natural como el almidón de maíz, la lecitina de soja o la celulosa vegetal y 161 son sintéticos como los colorantes.

Los más utilizados son:

  • Antioxidantes. Retrasan la oxidación de los alimentos por exposición a la luz, el aire y el calor evitando que se “enrancien”.
  • Conservantes. Mantienen los alimentos más tiempo evitando la aparición de moho.
  • Colorantes. Mejoran el aspecto de los alimentos con un efecto exclusivamente estético, sin influir en su conservación. Se usan sobre todo en golosinas y aperitivos, alimentos que solo deberíamos ingerir muy esporádicamente.
  • Otros: correctores de acidez

 

La polémica: ¿Algún aditivo tiene poder carcinógeno demostrado?

Durante años ha habido posturas encontradas en relación con el papel nocivo de los aditivos alimentarios. Sin embargo, la conclusión a la que han llegado los expertos es que lo importante es vigilar las cantidades consumidas, ya que si se utilizan según establece la ley, no tienen por qué causar problemas a la salud. Si bien alguno de ellos se ha relacionado con cáncer consumido en altas dosis.


Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/

enero 16, 2018
por Iván Alonso
0 Comentarios

¿Por qué los enfermos de cáncer pierden peso? Una explicación

Los pacientes con cáncer, independientemente de la cantidad de alimento que ingieran y de su actividad física, sufren hipermetabolismo, esto es un gasto energético incrementado; una “lisis” o destrucción de depósitos de azúcares, proteínas y grasas que causa un déficit de reservas que los debilita en la lucha contra el cáncer si además tiene dificultad para comer.

En consecuencia se produce anorexia con disminución de la ingesta y caquexia por ayuno acelerado causando cansancio (astenia), anemia, retención de líquidos e hinchazón (edemas), atrofia muscular y otras complicaciones que deterioran la calidad de vida de los pacientes, aumentan la inactividad y la dependencia, alteran la imagen corporal y la esfera psicosocial, dificultan los tratamientos oncológicos y empeoran el pronóstico del tumor.

Para detectar pacientes con riesgo de desnutrición se debe conocer la localización del tumor, el estadio, el tratamiento y las enfermedades o problemas intercurrentes que deterioran la ingesta como son:

  • La falta de apetito.
  • La saciedad precoz.
  • La dificultad para tragar.
  • La sequedad de boca.
  • Los problemas dentales que interfieren la masticación.
  • El estreñimiento.
  • El dolor.
  • La depresión.
  • La ansiedad.
  • Los problemas de motilidad o económicos.

Además, es importante tener en cuenta que los pacientes con cáncer avanzado, con plurisintomatología mal controlada y sin tratamiento oncológico activo (fase de solo cuidados paliativos) tienen, independientemente de otros factores, riesgo alto de malnutrición sobre todo los de tracto digestivo, cabeza y cuello, pulmón u ovario. Por otra parte, la quimioterapia asociada con alto riesgo de desnutrición (30- 50% de probabilidad de provocar síntomas con grave impacto nutricional) (imagen 4) requiere medidas preventivas para evitar sus toxicidades más frecuentes entre las que destacan los vómitos, la mucositis, la diarrea y los cambios sensoriales que llevan a la aversión hacia ciertos alimentos.


Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/

enero 10, 2018
por Iván Alonso
0 Comentarios

La doctora Fonseca en el Congreso contra el Cáncer de Ciudad Real

Con motivo del Día Mundial contra el Cáncer, que se celebra el 4 de febrero, la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) de Ciudad Real ha organizado su I Congreso Provincial Contra el Cáncer.

El Congreso tendrá lugar el sábado 3 de febrero y en él participará la doctora Paula J. Fonseca con una conferencia sobre la alimentación durante y después del cáncer. La oncóloga y autora de los libros de Ediciones Nobel Comer para vencer al cáncer y Remedios naturales para síntomas habituales aprovechará para repasar algunos de los temas tratados en sendas publicaciones y en este blog, como son el Top 10 de los alimentos contra el cáncer, la importancia de consumir alimentos frescos, la incidencia de los malos hábitos de vida como el tabaquismo, el sedentarismo y el consumo de alimentos procesados en el desencadenamiento de tumores, y la influencia de plantas y los remedios naturales en el bienestar general.

El Congreso tendrá lugar en el Hospital General Universitario de Ciudad Real el sábado 3 de febrero a partir de las 9 horas y en él participarán prestigiosos oncólogos, científicos y psicólogos para dar una amplia visión de la situación actual en la lucha médica contra el cáncer.


Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/

enero 9, 2018
por Iván Alonso
0 Comentarios

Los trucos para hacer ejercicio a diario sin que te enteres

La práctica del ejercicio físico diario ayuda a luchar especialmente contra el cáncer de colon, recto, mama, útero y próstata que se asocian con una vida sedentaria.

La mejor actividad física es la que no nos supone ningún esfuerzo adicional porque puede introducirse en nuestra rutina diaria:

  • No utilices ascensores en el trabajo ni para subir o bajar de tu piso.
  • Haz todos los desplazamientos por la ciudad a pie.
  • Da o lleva mensajes en persona y no por teléfono.

El mejor ejercicio que puedes hacer es el paseo: unos 30-60 minutos diarios, 15-30 minutos por la mañana y 15-30 por la tarde. También son adecuados otros deportes como la natación, el yoga, el pilates, los estiramientos, la gimnasia o el golf.

3ª recomendación del código europeo contra el cáncer- Comer para vener al cáncer


Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/

enero 4, 2018
por Iván Alonso
0 Comentarios

Las dietas más peligrosas para su salud

En la actualidad, existe una moda no basada en la ciencia que atrapa a los pacientes con cáncer deseosos de participar y ser proactivos en la lucha contra la enfermedad.

Las dietas veganas, alcalinas y sin lácteos son las más seguidas por los pacientes con cáncer, a veces incluso causándoles un sufrimiento psicológico cuando no son capaces de seguirlas. En otras ocasiones causan ansiedad y problemas familiares cuando es un esposo, hijo o padre quien obliga al paciente a una disciplina que no solo no ayuda, sino que puede poner en peligro la salud y la fortaleza del enfermo.

Las dietas alcalinas promueven la reducción de alimentos muy ácidos entre los que se incluyen las harinas, los azúcares o el alcohol. Por tanto, es cierto que muchos alimentos ácidos son poco saludables, pero no es menos cierto que hay alimentos ácidos saludables como el arroz. Esta propuesta es un sinsentido, sin fundamento científico. El estómago es un medio ácido de por sí, las células segregan ácido clorhídrico y este ha demostrado ser una protección frente a las infecciones y una sustancia necesaria para la digestión y la absorción de nutrientes.

Hay que huir también de las dietas restrictivas en hidratos de carbono. No sólo no sanan los tumores, sino que resultan peligrosas, porque producen un hipercatabolismo y aumento de cuerpos cetónicos que en un paciente con cáncer puede tener efectos muy negativos en la evolución de su enfermedad y causar, además, daños renales. Eso sí, los hidratos o azúcares de mayor calidad están en las frutas, azúcares de absorción rápida y en las legumbres, pasta, patata y pan, azúcares de absorción lenta. Por el contrario, los azúcares de la bollería industrial y bebidas comerciales deben restringirse.

En realidad, cualquier proposición dietética para superar el cáncer basada en único tipo de alimento será fraudulenta. La dieta equilibrada con alimentos sin procesar, frescos o congelados y cocinados de un modo sencillo es la única que puede mantenerse en el tiempo e integrarse en nuestro día a día con garantías para nuestra salud, como se explica en Comer para Vencer al Cáncer.

También aquellas dietas que invitan a eliminar los lácteos por tratarse de un alimento que favorece el crecimiento de los tumores, no cuentas con estudios científicos que hayan confirmado dicha afirmación. Sí se sabe que la vitamina D, presente en los lácteos, tiene un efecto protector contra el cáncer y también que el yogur o el kéfir favorecen las funciones del intestino.

Conviene aclarar la confusión a la que cada vez más gurús de las dietas contra el cáncer juegan aprovechando la desesperación de la persona afectada. Hay personas que, impulsadas por este tipo de opciones, abandonan su tratamiento oncológico. Afirmar que el cáncer puede curarse sólo con la alimentación es una aberración. Y mayor riesgo existe cuando los tratamientos oncológicos son tóxicos o poco eficaces. En estos casos, el paciente y su familia, ante un horizonte de sufrimiento y mal pronóstico, se aferran a estos relatos y argumentos contundentes y optimistas cargados del todopoderoso adjetivo: ‘natural’. Sin embargo, al contrario de lo que parece, lo ‘natural’ a veces resulta perjudicial, para el bolsillo y, lo más importante, para la salud física y emocional y si la recomendación no está avalada por la ciencia y por un profesional médico.

El mensaje es claro, la dieta no cura, pero sí es un buen factor de protección para prevenir tumores. De hecho, se estima que el 35% de éstos podría evitarse con ejercicio físico y alimentación sana que incluya un buen aporte de frutas y verduras, aceite de oliva, pescado, cereales integrales y restrinja alimentos procesados, salazones, ahumados y carne muy quemada o exceso de carne roja.

Una vez el paciente ha desarrollado el cáncer el tratamiento oncológico, cirugía, quimio y radioterapia serán la base del tratamiento y la alimentación, el ejercicio y las plantas medicinales como se recoge en Comer para Vencer al Cáncer y Remedios Naturales para Síntomas Habituales deberían integrarse en la lucha de un modo comprometido, equilibrado, sensato, honesto sin generar más estrés, gasto y riesgos al enfermo.


Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/

diciembre 28, 2017
por Iván Alonso
1 Comentario

STOP a las dietas restrictivas: No pongas en riesgo tu salud por habladurías

La periodista Laura Tardón de El MUNDO ha realizado un exhaustivo estudio de como la pseudociencia y pseudomedicina puede poner en peligro a pacientes con enfermedades graves como el cáncer, publicado y disponible en el siguiente enlace http://lab.elmundo.es/pseudociencias/index.html

En su artículo da ejemplos prácticos y recoge textualmente que, ante enfermedades graves y entornos muy debilitados, “es despreciable que haya gente que quiera hacer caja con la ignorancia o el dolor ajeno”.

Como ya hemos insistido en múltiples entradas de este blog, la vida saludable reduce el riesgo de desarrollar cáncer y puede ayudar a quien lo padece, pero de forma “integrativa”, es decir, asociado al tratamiento clásico del cáncer, la cirugía, la radio y quimioterapia.

Como se recoge en Comer para vencer al cáncer, la dieta mediterránea rica en frutas, verduras y pescado azul es la indicada. En el libro se propone un menú semanal saludable, elaborado por la química y farmacéutica, Belén Álvarez, en el que se ha ajustado el aporte de nutrientes combinando de un modo equilibrado alimentos con propiedades antitumorales y restringiendo las grasas saturadas, la carne roja y evitando la comida procesada y la bollería industrial.

Por el contrario, las dietas restrictivas pueden poner en peligro la salud y causar déficit de nutrientes y los alimentos “cura cáncer” por el momento, no existen. Ni las infusiones de kalanchoe ni la leche materna ni las dietas alcalinas o sin lácteos pueden ganarse el mérito de curar un cáncer por sí mismas. Es más, incluso pueden ser dañinas como demuestra un estudio publicado en la revista ‘JAMA’, donde se recoge que el Kalanchoe contiene sustancias tóxicas que provocan daño cardiaco y cerebral. Por su parte, el zumo de limón, el jengibre, la cúrcuma, aunque pueden ser beneficiosos para prevenir y combatir el cáncer, su efecto por sí mismos es minúsculo.

Cuando se está luchando contra un cáncer se produce gran desgaste físico además de emocional. Durante este proceso no se deben hacer dietas restrictivas porque existe la posibilidad de que la persona afectada se debilite y tenga déficit de nutrientes, entre ellos de hierro. El organismo está luchando con la enfermedad y el sistema inmune necesita un mayor aporte de proteínas, necesita estar fuerte, sobre todo mientras recibe el tratamiento oncológico.


Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/

diciembre 26, 2017
por Iván Alonso
2 Comentarios

Regalo de Navidad cargado de propósitos: libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’

Cada Navidad sois varios los que nos consultáis si los libros Comer para vencer al cáncer y Remedios naturales para síntomas habituales son un buen regalo, para qué tipo de personas y cuál de estos libros.

BelénSonia y Paula os los aconsejamos por ser regalos útiles, originales, bonitos en el diseño, de agradable lectura y muy cuidado contenido y son estas características los que los hacen adecuados para personas de cualquier edad incluso niños y ancianos

Comer para vencer al cáncer tiene una primera sección con consejos de alimentación saludable, basada en la dieta mediterránea. En esta parte se recogen losalimentos estrella, los poco saludables, un menú modelo y ejemplos de cocinado. La segunda sección va dirigida a personas que tienen cáncer, con consejos y menús adaptados a los síntomas: pérdida de apetito, náuseas, diarrea, dificultad para tragar, heridas o sequedad de boca.

En la primera parte, el apartado más consultado es el del TOP 10 de alimentos saludables y el menú con platos para cada comida y cada día de la semana.

 

 

Remedios naturales para síntomas habituales incluye recomendaciones de: estilo de vida, plantas medicinales y alimentos para enfrentarse a distintos problemas de salud, como la ansiedad/insomnio, el exceso o la falta de apetito, la diarrea o el estreñimiento, la obesidad, el colesterol, la tensión, el ácido úrico, el envejecimiento, el dolor, problemas del hígado, riñón, pulmón, corazón, sangre, cerebro, huesos y músculos o propios de la mujer o el hombre. El objetivo es poder combatir una dolencia con hábitos de vida saludable y contribuir con ellos a mejorar nuestra salud, como complemento a las medicinas cuando estás sean necesarias.

Por todo lo anterior, son libros de gran utilidad en cualquier hogar.

Cada año recibimos bonitas historias que nos llenan de motivación y agradecimiento.

Esta año María le regaló Remedios Naturales para Síntomas Habituales a su hija de 12 años en Navidad quien, llena de inquietud, comparte cada día dudas y descubrimientos con su madre y abuela y ya les ha pedido probar varias de las infusiones saludables recogidas en el libro.

Antonio le regaló a su padre de 72 años y enfermo con cáncer el libro Comer para vencer al cáncer, y nos ha hecho saber que por fin esta poniendo interés en lo que come y, siguiendo el menú semanal del libro, tiene una guía de qué y cuánto está indicado tomar en cada comida.

Además, parte de los derechos de autor de ambos libros van destinados a la lucha contra el cáncer, porque el objetivo de las autoras siempre será combatir esta enfermedad y lograr prevenirla a través de una dieta saludable.

diciembre 26, 2017
por Iván Alonso
0 Comentarios

Hay que comer pescados azules, ¿cómo se cocinan?

Los pescados azules son alimentos muy saludables por contener “grasas buenas” conocidas como ácidos omega 3. Por su alto contenido en grasa se recomienda cocinarlos añadiéndoles zumo de limón ya que con el calor suelen soltar parte de su aceite lo que permite un cocinado sencillo, en su propio jugo y sobre todo que sean más digestivos. Si freímos el pescado azul a altas temperaturas gran parte de esos aceites saludables se degradan así como el aceite empleado para freír.
El cocinado en su jugo y aliñado con zumo de limón es fácil en el caso del salmón, la trucha asalmonada u otros pescados azules grandes. En cambio, el cocinado de la sardina, bocarte, boquerón es más complejo y una alternativa es consumirlos crudos tras haberlos macerado durante unas 2-4 horas en zumo de limón y/o vinagre y posteriormente conservándolos en aceite de oliva virgen. Si no consumimos pescado crudo por temor a que pueda estar contaminado con anisakis, un modo de evitarlo es congelar el pescado a -18ºC durante 2 días así no pierde ninguna propiedad y se elimina el riesgo de contaminación.

Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/

diciembre 22, 2017
por Iván Alonso
0 Comentarios

Un menú para cuidarte y disfrutar en Navidad

Un año más, ante las múltiples peticiones recibidas, volvemos a publicar nuestro menú navideño saludable creado expresamente para nuestro blog de Comer para vencer al cáncer y guiados por las indicaciones de la oncóloga Paula Jiménez Fonseca y la química especialista en nutrición Belén Álvarez, autoras del libro.

 

Deseamos que os sea útil en estas fechas tan señaladas y en las que las comidas con familiares y amigos se tornan más habituales y festivas que de costumbre. Recordad que llevar a diario una buena alimentación es fundamental en la lucha contra esta enfermedad.

 

¡Felices Fiestas a todos y próspero año 2018!

diciembre 20, 2017
por Iván Alonso
0 Comentarios

7 entrantes navideños: Berenjena con vinagreta de miel y hummus espumoso

La berenjena tiene un alto contenido en agua (92%), es rica en minerales como el potasio, calcio, azufre, y hierro, en vitaminas B y C y contiene pocas calorías, pocas proteínas y nada de grasa.

Como otras verduras u hortalizas antitumorales incluidas en el TOP3 y TOP5 de Comer para vencer al cáncer contiene fotoquímicos con propiedades antitumorales.

Estas propiedades antitumorales unidas a su escaso aporte calórico la convierten en idónea para controlar el peso y para prevenir cánceres asociados con la obesidad como el de mama, próstata, colon, estómago, páncreas y riñón.

El cocinado a la brasa o parrilla se considera que pueden favorecer el cáncer si los alimentos se queman pero en este entrante se cuidará el tiempo de braseado logrando evitar que la berenjena se queme y a la vez que consuma aceite.