Comer para vencer al cáncer

febrero 20, 2018
por Iván Alonso
0 Comentarios

5 consejos para acabar con la diarrea

Nos llegan muchas consultas para evitar la diarrea, tanto en pacientes con cáncer como en personas que no padecen tumores pero quieren más información para evitar esta disfunción. Así que presentamos aquí reunidas una serie de menús y consejos para disminuir la diarrea y, por lo tanto, la pérdida de líquidos y electrolitos, y aumentar la consistencia de las heces.

En general, se requiere menor contenido de fibra en la dieta para ralentizar el tránsito intestinal, es decir, una dieta pobre en residuos. En ocasiones, tras consultar con su médico, podrá ser necesario utilizar soluciones de rehidratación oral, fármacos antiperistálticos y suplementos farmacológicos de fibra soluble (goma guar hidrolizada, plantago ovata). En el caso de presentar gases y olores desagradables deben evitarse los alimentos más flatulentos y en algunos casos la leche.

 

  1. Haga 6 comidas diariasy en todas ellas consuma alimentos astringentes, fundamentalmente pan blanco, patata cocida, arroz y pasta y condimente los platos con sal (siempre que su médico no lo contraindique). Repose durante unos 20 minutos después de cada comida.
  2.   Separado de las comidas, beba unos 2 litrosde agua, infusiones, caldos desgrasados o agua de arroz.
  3. Potencie: arroz, patata, pasta, sémola, pan blanco, galletas María, bizcochos caseros, verduras suaves cocidas (calabacín, calabaza, berenjena, zanahoria), tapioca, compota de manzana, plátano, membrillo, frutas en almíbar, al horno o hervidas, queso blando y fundido, yogur, carnes magras, jamón cocido o serrano desgrasado, pescado blanco, hierbas aromáticas, caldos, infusiones.
  4.  Evite/modere el consumo de: fibra insoluble, verduras flatulentas o muy fibrosas como las de hoja verde, legumbres, cereales integrales, guisantes, espárragos, frutos secos, cebolla, fritos, rebozados, embutidos, pescado azul o marisco, alimentos muy calientes o muy fríos, leche, chocolate, cacao, repostería, zumos de frutas, bebidas carbonatadas y con gas, salsas comerciales.
  5. Añada suplementos de fibra solubleantes de las comidas principales: goma guar hidrolizada, plantago ovata (plantaben) para mejorar el tránsito y reducir la diarrea y su cuantía.

  • 5 batidos o caldos para combatir la diarrea:
  1. Preparación de 1 litro de agua de arroz: hervir durante 20 minutos a fuego medio 50 g. de arroz y una zanahoria grande pelada en un litro de agua con sal, colar y enfriar.
  2. Batido de yogurnatural, zumo de 1 limón, 1 plátano y una cucharadita de estevia.
  3. Jugo de manzana: cocer 4 manzanas en 1 litro de agua tras retirarles el corazón y pepitas, añadir una rama de canela y el zumo de 1 limón, batir y tomar frío o caliente.
  4. Infusión de cáscara de naranja: pele una naranja y lave la piel, añádala en 1 vaso de agua hirviendo y déjala reposar durante 10-15 minutos.
  5. Otros: jugo de arándanos secosque también se pueden comer crudos, té verde en infusión, té de jengibre y/o media cucharada de semillas de alholva molidas con un poco de agua.

 

febrero 15, 2018
por Iván Alonso
0 Comentarios

Trucos para hacer comer a un niño enfermo

Uno de los diagnósticos más comunes en pacientes con cáncer es la desnutrición, más aún si esos pacientes son niños. El estado nutricional de los más pequeños es muy importante ya que, debido al proceso oncológico, suelen necesitar hasta un 30% de aporte calórico más, pudiendo producirse incluso retrasos en el crecimiento por déficit nutricional.

La evolución de la enfermedad, junto con la calidad general de vida, puede mejorar si llevan una nutrición lo más adecuada posible. Esto es complicado puesto que los niños pierden el apetito, asimilan mal algunos nutrientes y esto, cuando reciben quimioterapia y/o radioterapia, hace que se encuentren más débiles, tristes y constituye un bucle negativo para su calidad de vida y la de sus padres quienes lo viven con gran impotencia.

En la comida de estos niños, se recomienda incluir alimentos con alto contenido energético, proteínas (huevos, quesos), frutas, mejor de temporada, verduras, cereales, semillas, aceite de oliva virgen extra y moderar la ingesta de productos grasos y de carne roja. Si sufre diarrea por la quimioterapia, las frutas de elección son el plátano, el zumo de limón y la manzana pelada y rallada.

Los efectos secundarios de los tratamientos del cáncer son múltiples, muchos se asocian con alteraciones que impactan en la ingesta, vómitos, diarrea, heridas en la boca y para cada uno el tipo de alimentación puede variar como se recoge en el libro Comer para Vencer al Cáncer.

Los padres deben recurrir a trucos y poner en marcha el ingenio para que cuando llegue la hora de comer los pequeños sientan el menú apetecible. Para ello, sugerimos experimentar con nuevas recetas y aumentar el aporte de calorías, pero evitando aumentar el volumen de la comida. Por ejemplo, usar platos más grandes, de esta forma parecerá que hay menos cantidad de comida e intentar dar protagonismo a los purés donde se aporta más variedad de alimentos y más cantidad siendo sencilla de digerir.

Es muy habitual que los niños rechacen alimentos y esto se potenciará cuando se encuentren en tratamiento oncológico. Las verduras y los pescados suelen ser una fuente de rechazo importante. Si tenemos en cuenta que la comida entra por los ojos, los colores intensos les atraerán muchísimo, algo que ocurre con la salsa de tomate que les suele encantar y en parte es debido a su color rojo vivo. Así que debemos preparar platos de verduras coloridos, sin recargarlos en cuanto a cantidad y mezclándolos con otro alimento que les guste. Podemos también usar formas decorativas en el plato, por ejemplo, partiendo los alimentos en pequeños trozos dibujando formas en el plato como caras con ojos, sonrisa a través de la combinación de alimentos.

Los flanes de verduras multicolor (espinacas, zanahorias, entre otras) se pueden mezclar con carnes, pescados y/o huevo y también con legumbres, quesos… ya que aceptan diversidad de alimentos y al ser tan llamativos visualmente y desmoldables constituyen una opción muy original y sobre todo nutritiva. Otra idea similar serían las brochetas, las cuales son muy manejables también.

Otro truco es utilizar platos, cubiertos, servilletas…  con colores, dibujos que les llamen la atención y les hagan sonreír, una de las cosas más importantes para todos en la vida.

Esto han sido unos pequeños consejos, pero de una forma más esquemática resumiremos las pautas que deben cumplir:

  • Repartir las comidas en varias tomas al día, poca cantidad y más frecuencia.
  • Incluir al menos dos raciones de proteínas al día (carne, lácteo, huevos que siempre deben de estar bien cocidos, legumbres, frutos secos, …), 3-5 raciones de hidratos de carbono (pan, cereales, arroz, pasta, frutas) que les van a dar energía y además ayudan a las proteínas a realizar su función estructural y las importantísimas verduras. Si no lográis que coma preparar batidos con yogur, plátano, zumo de limón, galletas (3-4), cucharadita de aceite oliva que será digestivo y fácil de tomar
  • Quizá uno de los puntos más importantes es que el niño coma en el momento en que más apetito tiene, da igual si es en el desayuno, en la comida o en la cena. Hay que aprovechar esos instantes y prepararle los platos con mayor aporte de calorías y no obligarle a comer en caso contrario.
  • Enriquecer los platos con aceite de oliva, quesos rallado, leche en polvo, frutos secos, claras de huevo, triturado de pollo, pescado o de diferentes semillas. Añadir a las verduras almendras, plátanos, uvas, nueces (estos alimentos son muy saludables y calóricos)
  • Las preparaciones y cocciones de los alimentos también son muy importantes. Se recomienda: vapor, microondas, hervidos y horno. Hay que evitar: fritos, alimentos crudos o cocidos parcialmente.
  • Asegurar una hidratación adecuada. Para ello recomendamos beber abundante agua, tomar zumos naturales, infusiones… pero debe evitar beber gran cantidad de líquido en el momento de la comida ya que se sentirá más lleno y comerá menos.
  • La comida deben hacerla en un ambiente relajado, bien ventilado y en buena compañía. Si los padres fuerzan la ingesta, obligan o convierten en un momento desagradable las horas de las comidas los niños con gritos y reproches cada día rechazarán más comer.

 

La enfermedad, además de afectar a nivel físico, lo hace en gran medida a nivel psicológico tanto para el niño como para el resto de la familia. Con este breve texto nos gustaría que los padres, familiares y cuidadores tengáis un pequeño referente de cuáles son los alimentos más beneficiosos y los trucos para favorecer la ingesta. Dado que aparecen una multitud de emociones y miedos nuevos deseamos podáis llevar este momento de la mejor manera posible.

No olvidéis:

Lucha, lucha y lucha!!!!

Belén Álvarez y Paula J. Fonseca


Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/

febrero 13, 2018
por Iván Alonso
0 Comentarios

Gastrotomía, ¿cómo puede alimentarse quien la sufre?

Hoy nos escribe Catyria:

Hola, doctora:

Tengo un bebe de 3 años al que hace un año exactamente le diagnosticaron un glioma de bajo grado en la fosa posterior. Lo operaron y le sacaron parte de ese tumor, pero unas semanas después de que le operaran sufrió un paro cardiopulmonar y tuvieron que entubarlo. Después de ese suceso no resistió el que lo extubaran y tuvieron que hacerle una traqueotomía y una gastrotomía. Quedó en cama y esta recibiendo quimioterapia de carboplatín y vincristina. Ya lleva 4 ciclos y quisiera saber qué alimentación podría ser adecuada para él, ya que tiene gastrotomía.

Gracias.


Respuesta de la doctora Paula J. Fonseca:

Estimada Catyria,

Ante todo enviarte nuestro apoyo porque sabemos lo duro que es luchar contra el cáncer de un hijo de 3 años.

En cuanto a tu consulta sobre la alimentación mediante gastrostomía, es decir, mediante  una sonda de alimentación en el estomago a través de la pared abdominal, está se hace con botellas de productos comerciales adaptados. Dichos productos contienen los nutrientes que el paciente necesita, se conservan en el frigorífico y se administran al paciente a temperatura ambiente. Antes y después de cada toma o de la administración de fármacos se debe inyectar unos 30 ml de agua  con una jeringa en la sonda para evitar limpiar posibles restos  de alimentos.

En el caso de medicación, esta debe triturarse y mezclarse con unos 15-20 ml de agua antes de su administración a través de la gastrostomía.

Si el paciente está recibiendo quimioterapia, según los efectos adversos de la misma se ajustará el tipo de producto. Por ejemplo, si causa diarrea se deben utilizar productos sin fibra. Si el paciente sufre pérdida muscular o caquexia debe optarse por alimentación hiperproteica e hipercalórica según decida su médico.

También es importante prestar especial cuidado a la zona del estoma porque la quimioterapia podría favorecer la irritación de la piel circundante al estoma y la infección.


Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/

febrero 6, 2018
por Iván Alonso
0 Comentarios

Los secretos para contrarrestar los efectos de la quimioterapia

Hoy nos escribe a la consulta Enma:

¿Qué puedo comer para contrarrestar los efectos de la quimioterapia y el linfoma folicular?


Respuesta de la doctora Fonseca:

Estimada Enma:

La dieta saludable o mediterránea, como se recoge en Comer para vencer al cáncer, es la que debes seguir y está basada en:

  • Ingesta diaria de hasta 5 raciones de frutas y verduras aliñadas con aceite de oliva virgen extra.
  • Ingesta unos 3 días a la semana de legumbres.
  • Consumir unos 3 días a la semana pescado azul cocinado al horno.
  • Añadir cúrcuma o pimienta y semillas de sésamo a los alimentos.
  • Tomar yogur a diario.
  • Eliminar los alimentos procesados, refinados, la bollería industrial, el azúcar blanco y las bebidas gaseosas.
  • Moderar el consumo de carne roja, unos 2 días a la semana, y suprimir los embutidos.

Esto lo debes combinar con ejercicio físico diario y la ingesta de hasta 2 litros de agua al día (algún vaso lo puedes sustituir por infusiones: rooibos, té verde).

Además de las frutas y verduras, pueden potenciar tus defensas y combatir la toxicidad de la quimioterapia con:

  • Jarabes o infusiones de achicoria.
  • Zumos, infusiones o bayas de arándano.
  • Infusiones de cardo mariano.
  • Infusiones o comprimidos de equinácea.
  • Infusiones o aceite esencial de melisa.
  • Infusiones de rooibos.
  • Infusiones de tomillo o tomillo en polvo.

Recuerda que no debes tomar ningún concentrado ni ningún producto que potencie mucho tu sistema inmune porque podrían interferir con el tratamiento oncológico y con la destrucción de las células tumorales.

Ánimo con tu tesón y con tus propósitos de seguir un estilo de vida saludable.

febrero 1, 2018
por Iván Alonso
0 Comentarios

Nuestro compromiso con la prevención y la lucha contra el cáncer

El libro Comer para vencer al cáncer intenta ser un apoyo tanto en la prevención del cáncer como para aquellos pacientes que lo padecen.
La información contenida en el libro es veraz, contrastada, basada en la evidencia científica y en un estilo de vida saludable. Se huye del sensacionalismo, de atribuirle un valor curativo o unas propiedades inciertas a los alimentos y se busca ser un complemento y apoyo al tratamiento con cirugía, quimioterapia y/o radioterapia del cáncer.
El libro cuenta con el aval de la Sociedad Española de Oncología Médica, SEOM. En sintonía con el libro, las autoras, Paula J. Fonseca y Belen Álvaez, junto a la editorial Ediciones Nobel y sus profesionales, tenemos un firme compromiso con el apoyo en la lucha contra el cáncer.
Por ello y para ello, participamos en reuniones, conferencias y actividades promovidas por pacientes o por grupos de un modo altruista y desinteresado.
Además, parte de los derechos de autor van destinados a la investigación contra el cáncer.
Les recordamos que el sábado 3 de febrero, a las 12.45 horas, en el Hospital General Universitario de Ciudad Real, la Dra. Paula Jiménez Fonseca impartirá la conferencia “Alimentación durante y después del cáncer” durante el I congreso AECC Ciudad Real.
Además con motivo del Día Mundial del Cáncer tenemos reservada una sorpresa a todos los lectores de habituales de este blog, a quienes enviamos un saludo y nuestros ánimos en su lucha por vivir mejor y con mayor salud. 

Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/

enero 30, 2018
por Iván Alonso
0 Comentarios

La dieta saludable que cambiará tu vida

Comenzar siempre el día bebiendo un vaso de agua templada con el zumo de un limón y el aceite obtenido al machacar un diente ajo.

 

Desayuno

Una pieza de fruta cítrica: naranja o kiwi.

Pan o cereales integrales, no refinados, preferiblemente avena.

Yogur o café.

 

Media mañana

Zumo obtenido mediante licuado de zanahoria, apio, perejil, remolacha, manzana y otras verduras a gusto.

 

Comida

Preferiblemente antes de iniciar la comida o bien como postre, 1-2 rodajas de piña natural que se puede sustituir por una pieza de fruta de temporada.

Menestra de verdura o ensalada variada a la que se puede añadir queso fresco, huevo cocido o marisco. Entre las verduras incluir cebolla, ajo y apio.

30 gramos de pan integral.

 

Merienda

Infusión de rooibos. Pieza de fruta: manzana.

 

Cena

1º plato: sopa o puré de verduras (calabaza, zanahoria, tapioca, cúrcuma y pimienta).

2º plato: pescado al horno o tortilla francesa.

2 yogures naturales.

30 g. pan

 

Al acostarse: infusión con pasiflora/espino blanco, melisa y/o valeriana.

 

Alimentos con pocas calorías para enriquecer platos: setas, champiñones, puerros, espárragos, apio, pepino, nabo, alcachofas, lechuga, verdura de hoja verde, cítricos, manzana.


Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/

enero 25, 2018
por Iván Alonso
0 Comentarios

La relación entre el cáncer de tiroides y pintarte las uñas

Llegan muchas consultas sobre la restricción de yodo cuando se padece cáncer de tiroides. Paula J. Fonseca aclara que este cese en el consumo se exige en pacientes que van a recibir yodo radioactivo. En estos pacientes, además de la alimentación, se debe restringir el aporte de yodo presente en fármacos y cosméticos.

En la  web de la Asociación Española de Cáncer de Tiroides, AECAT se recogen instrucciones sobre alimentos y otros productos que se deben evitar antes de la administración de radioyodo (enlace: http://www.aecat.net/consejos-practicos/terapiacon-yodo-radioactivo/dieta-baja-en-yodo-y-otras-recomendaciones/):

 

Medicamentos que contienen yodo y deben evitarse. IMPORTANTE: Nunca ningún medicamento se suspenderá sin supervisión médica.

  • Cualquier contraste yodado.
  • Vitaminas y suplementos de dieta que contengan yodo. La mayoría de las vitaminas con minerales lo contienen.
  • Jarabes para la tos y medicamentos que contengan cubierta de color rojo, naranja y/o marrón. Consulte a su médico antes de dejar de tomar cualquier medicamento de color.
  • Antisépticos que contengas yodo.
  • Amiodarona (Trangorex). Es necesario comentarlo con el Cardiólogo

 Otros productos a evitar:

  • Cualquier esmalte de uñas.
  • Tintes para el pelo.
  • Autobronceadores.

 

Por tanto, en pacientes que vayan a recibir yodo radioactivo si deben evitarse esmaltes de uñas y tintes, no así en pacientes operados de un cáncer de tiroides y que tras la cirugía continúan en seguimiento.

enero 23, 2018
por Iván Alonso
0 Comentarios

Consejos y alimentos para combatir la diarrea

Me llamo Carmen. Hace dos meses fui operada de cáncer de ovario con metástasis en peritoneo y tuvieron que hacer una colostomia total. Desde que me dieron el alta sigo una dieta blanda orientada a los mismos pacientes ileostómicos. Tomo loperamida y plantago recetado por el médico, pero hay días en que llego a ir ocho veces al servicio. Quisiera saber o que comentaran qué puedo cambiar de la dieta

Respuesta de la doctora Paula J. Fonseca:

“Estimada Carmen:

Ante todo, quiero darle ánimo y fortaleza, porque la diarrea llega a interferir de forma grave con la calidad de vida y se vuelve una complicación dificil de controlar cuando se ha resecado gran parte o todo el intestino bien delgado o grueso. El objetivo inicial de la dieta es disminuir la diarrea y, por lo tanto, la pérdida de líquidos y electrolitos, y aumentar la consistencia de las heces. Cuando la cirugía, como en su caso, es extensa, se requiere menor contenido en fibra en la dieta para ralentizar el tránsito intestinal, es decir, una dieta pobre en residuos. En ocasiones, tras consultar con su médico, podrá ser necesario utilizar soluciones de rehidratación oral, fármacos antiperistálticos como la loperamida y suplementos farmacológicos de fibra soluble (goma guar hidrolizada, plantago ovata). En el caso de presentar gases y olores desagradables deben evitarse los alimentos más flatulentos y la leche.

  1.  Haga 6 comidas diarias y en todas ellas consuma alimentos astringentes, fundamentalmente pan blanco, patata cocida, arroz y pasta y condimente los platos con sal (siempre que su médico no lo contraindique). Repose durante unos 20 minutos después de cada toma.
  2. Separado de las comidas, beba unos 2 litros de líquidos, preferiblemente infusiones, caldos desgrasados o agua de arroz.
  3. Potencie: arroz, patata, pasta, sémola, pan blanco, galletas María, bizcochos caseros, verduras suaves cocidas (calabacín, calabaza, berenjena, zanahoria), tapioca, compota de manzana, plátano, membrillo, frutas en almíbar, al horno o hervidas, queso blando y fundido, yogur, carnes magras, jamón cocido o serrano desgrasado, pescado blanco, hierbas aromáticas, caldos, infusiones. La harina de algarrobo, de sabor dulce es muy astringente, puede utilizarla para mezclar con yogur, purés, batidos, infusiones.
  4. Evite/modere el consumo de: fibra insoluble, verduras flatulentas o muy fibrosas como las de hoja verde, legumbres, cereales integrales, guisantes, espárragos, frutos secos, cebolla, fritos, rebozados, embutidos, pescado azul o marisco, alimentos muy calientes o muy fríos, leche, chocolate, cacao, repostería, zumos de frutas, bebidas carbonatadas y con gas, salsas comerciales.
  5. Añada suplementos de fibra soluble antes de las comidas principales: goma guar hidrolizada, plantago ovata (plantaben) para mejorar el tránsito y reducir la diarrea y su cuantía.
  • 5 batidos o caldos para combatir la diarrea:
  1. Preparación de 1 litro de agua de arroz: hervir durante 20 minutos a fuego medio 50 g. de arroz y una zanahoria grande pelada en un litro de agua con sal, colar y enfriar.
  1. Batido de yogur natural, zumo de 1 limón, 1 plátano y una cucharadita de estevia.
  2. Jugo de manzana: cocer 4 manzanas en 1 litro de agua tras retirarles el corazón y pepitas, añadir una rama de canela y el zumo de 1 limón, batir y tomar frío o caliente.
  3. Infusión de cáscara de naranja: pele una naranja y lave la piel, añádala en 1 vaso de agua hirviendo, añada 1 cucharada de harina de algarrobo y déjala reposar durante 10-15 minutos.
  4. Otros: jugo de arándanos secos que también se pueden comer crudos, té verde en infusión, té de jengibre y/o media cucharada de semillas de alholva molidas con un poco de agua.

Si persevera en todas estas medidas e incluye estos alimentos ricos en pectinas, fibra soluble, mucílagos y con propiedades calmantes para el intestino, seguro que mejorará y la diarrea será menos intensa.

Le enviamos nuestros mejores deseos y todo nuestro apoyo.

Paula J. Fonseca


Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/

enero 18, 2018
por Iván Alonso
0 Comentarios

¿Los aditivos de la comida pueden causar cáncer?

Primero de todo, ¿qué es un aditivo?

Un aditivo es aquella sustancia que puede ser añadida intencionadamente a los alimentos y bebidas, sin propósito de cambiar su valor nutritivo, con el fin de conseguir su conservación en buen estado durante más tiempo y/o de mejorar sus cualidades organolépticas (sabor, aroma, color, textura).

 

¿Qué tipo de aditivos se utilizan?
Existen unos 367 aditivos aprobados en España (125 son los que se usan). De ellos, 88 son de origen natural como el almidón de maíz, la lecitina de soja o la celulosa vegetal y 161 son sintéticos como los colorantes.

Los más utilizados son:

  • Antioxidantes. Retrasan la oxidación de los alimentos por exposición a la luz, el aire y el calor evitando que se “enrancien”.
  • Conservantes. Mantienen los alimentos más tiempo evitando la aparición de moho.
  • Colorantes. Mejoran el aspecto de los alimentos con un efecto exclusivamente estético, sin influir en su conservación. Se usan sobre todo en golosinas y aperitivos, alimentos que solo deberíamos ingerir muy esporádicamente.
  • Otros: correctores de acidez

 

La polémica: ¿Algún aditivo tiene poder carcinógeno demostrado?

Durante años ha habido posturas encontradas en relación con el papel nocivo de los aditivos alimentarios. Sin embargo, la conclusión a la que han llegado los expertos es que lo importante es vigilar las cantidades consumidas, ya que si se utilizan según establece la ley, no tienen por qué causar problemas a la salud. Si bien alguno de ellos se ha relacionado con cáncer consumido en altas dosis.


Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/