Comer para vencer al cáncer

Consulta a la doctora: “¿Cómo puedo cuidarme para evitar el cáncer de mama?”

| 0 Comentarios

Hoy nos envía una pregunta Marimar:

Hola doctora:

La vi el otro día en el programa ‘Saber vivir’ y me transmitió mucha confianza. Quisiera comprar su libro y me gustaría saber si sirve igual para las que hemos tenido cáncer de mama. Yo hace tres años pase por él, y la verdad me gustaría cuidarme mucho pues tengo dos hijos y les hago mucha falta. Mi madre murió con 34 años por este motivo. Le diré que he estado tres años con Tamoxifeno y la semana pasada mi oncóloga me cambio a Arimidex. Mi pregunta es si con esta medicación puedo tomar té verde, leche de avena o cúrcuma en capsulas, y si hay algo que debería evitar. Muchísimas gracias.

Un beso.


 

Respuesta de la doctora Paula J. Fonseca:

Estimada Marimar:

Ante todo, felicitarte por tu coraje y fortaleza. No hay nada más noble que desear estar sano para cuidar a dos hijos, así que mucho ánimo, que vas por el buen camino.
Comer para vencer al cáncer es un libro con dos partes: la primera, para personas que quieran prevenir el cáncer o evitar la recaída, los llamados “supervivientes”, entre los que te encuentras. La segunda parte del libro está dirigida a las personas que tienen el cáncer y luchan contra él con menús adaptados a la toxicidad de los tratamientos o a la falta de apetito.
En ambas artes del libro se hacen recomendaciones generales para pacientes que tengan o deseen prevenir cualquier tumor.
Asimismo, la primera parte recoge el Top 10 frente al cáncer, los diez grupos de alimentos que más propiedades tienen para luchar contra este mal, y un menú semanal en el que se proponen distintos alimentos para cada una de las comidas del día, los 7 días de la semana.

 

Cubierta remedios naturales final.inddEn cuanto a los ejemplos que nos comentas, el té verde, la leche de avena y la cúrcuma son potentes agentes antitumorales. A estos puedes añadir, como se recoge en nuestro nuevo libro Remedios Naturales para síntomas habituales, el roiboos, similar al te rojo pero sin teína, con un poder antioxidante mayor y un efecto estimulante de la felicidad y reductor de la apetencia por los  dulces.
Recuerda que hacer ejercicio físico, moderar el consumo de alcohol a no más de 2 vasos al día y evitar la obesidad son claves para reducir el riesgo de reaparición del cáncer de mama.
Mientras estés con tratamiento hormonal no debes tomar alimentos con fitoestrógenos como los derivados de la soja o la alfalfa.
Ojalá que el llevar una vida saludable te permita lograr una curación hacia la que ahora caminas.

Paula.

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.