Comer para vencer al cáncer

10 de noviembre: Día Internacional de los tumores neuroendocrinos

| 0 Comentarios

El día 10 de noviembre participé en la 1ª Jornada NET ESPAÑA, la primera reunión de la Asociación española de pacientes con tumores neuroendocrinos.

En dicha jornada, distintos profesionales dimos charlas formativas y respondimos a dudas de los pacientes.

Bajo el lema: “Si oyes ruidos de cascos piensa en caballos, pero ojo porque podrían ser cebras (TNE)” se quiere llamar la atención sobre estos tumores que suponen el 5% de todos los cánceres digestivos y en los que el diagnóstico se demora una media de 7 años porque se confunden con otras enfermedades más comunes.

Los tumores neuroendocrinos (TNE) comprenden un gran grupo de tumores muy variable y poco frecuente que se caracterizan por un crecimiento relativamente lento, porque son capaces de secretar hormonas y por presentarse a una edad menor que otros tumores del tubo digestivo, alrededor de los 50 años.

Los TNE pueden aparecer en prácticamente cualquier órgano del cuerpo, porque las células neuroendocrinas se distribuyen por todo el organismo. Sin embargo, suelen presentarse de forma más frecuente en el tubo digestivo y en el páncreas. También pueden originarse en la glándula tiroides, paratiroides, suprarrenal, hipófisis y cresta neural, o bien en otros órganos como los pulmones, el riñón, la vejiga, la próstata, las vías biliares o en la piel.

En la siguiente tabla se resumen los diferentes tipos de TNE según la localización, la funcionalidad (liberan hormonas o no), la diferenciación del tejido tumoral (los de mejor pronóstico son los bien diferenciados= bajo grado= grado 1) y la extensión.

Localización
Funcionalidad
Diferenciación
Extensión
Gastroentero-
pancreáticos (GEP)
Funcionantes
De bajo
grado,
Grado 1
Localizado
No gastoentero-
pancreáticos (no-GEP).
No
funcionantes
De grado intermedio,
Grado 2
Localmente avanzado
TNE funcionantes del
tracto intestinal
TNE pancreáticos
funcionantes
De alto
grado,
Grado 3
Metastásico

 

Su gran variabilidad y el ser poco frecuentes lleva a la necesidad del manejo en centros de referencia y por profesionales expertos dentro de comités multidisciplinares. El diagnóstico y tratamiento apropiado de los TNE es complejo y necesita de diferentes disciplinas, como las clínicas (endocrinólogos y oncólogos), las radiológicas (radiólogos y nucleares), de laboratorio, patólogos y cirujanos.

Paula Jiménez Fonseca 
foto-net-espana
Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.