Comer para vencer al cáncer

Propiedades contra el cáncer de la cúrcuma

| 1 Comentario

Hoy nos escribe Alberto:

Hola, mi nombre es Alberto y he sido operado hace dos meses de un tumor en el colon. Actualmente recibo tratamiento de quimioterapia con oxaliplatino cada tres semanas y capecitabina durante los primeros 14 días de cada ciclo.
He leído que la cúrcuma es muy buena en este tipo de tumores, y mi pregunta es si tomar cápsulas de cúrcuma es compatible con el tratamiento de quimioterapia que recibo o hay algún tipo de interacción que desaconseje que tome dichas cápsulas de cúrcuma.
Esperando vuestra respuesta recibid un cordial saludo.


Respuesta de la doctora Paula J. Fonseca:

Estimado Alberto:

Ante todo felicitarle por estar libre del cáncer tras la cirugía. Como nos comenta, actualmente está recibiendo quimioterapia complementaria, adyuvante a la cirugía para reducir el riesgo de recurrencia. El oxaliplatino puede producir acorchamiento en manos y pies, una neuropatía periférica y la capecitabina síndrome palmoplantar y fotosensibilidad con manchas oscuras en la piel y enrojecimiento de palmas y plantas. La levadura de cerveza enriquecida en vitamina A y E, 1-2 comprimidos al día fortalece la piel, como lo hacen los alimentos ricos en vitamina A (pimiento rojo, tomate, zanahoria, calabaza), el mango protege el sistema nervioso. Estos consejos podrían ayudarle a reducir la toxicidad de la quimioterapia.

La cúrcuma es una planta medicinal con propiedades antiinflamatorias, antioxidantes, antitumorales y actúa protegiendo el hígado y el sistema nervioso.

Se puede consumir en polvo dando color y sabor a los platos. La cantidad recomendada es de una 1/3-1/2 cucharadita de café que equivale a unos 1.5 gramos. Para mejorar su absorción se debe mezclar con pimienta y/o aceite de oliva o bien tomar una infusión de té verde o rooibos al finalizar la comida en la que hemos añadido cúrcuma.

La misma dosis puede consumirse en comprimidos en los que debemos vigilar que el envasado cumpla con la normativa, lleve los sellos de calidad pertinentes e incluya el contenido de cada pastilla.

Es importante conocer que puede favorecer la formación de cálculos en el riñón o el hígado y que puede interferir con fármacos anticoagulantes por lo que no deben consumirla personas con este tratamiento. No interfiere con el oxaliplatino ni con la capecitabina.

Se puede detener el consumo durante 1 semana cada 6-12 meses para ayudar a un “lavado” seguido de una rápida reintroducción.

La dosis de 2-3 gramos se recomienda en pacientes que estén superando un cáncer durante un periodo limitado en el tiempo de no más de 6-12 meses seguidos de una dosis de 1.5 gramos de mantenimiento.

Le recomiendo que consulte con tu médico y oncólogo de referencia la conveniencia de asociar medicinas integrativas con la quimioterapia y le felicito por su rigor consultándonos antes de iniciar el consumo.


Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/

Un Comentario

  1. buen consejo, gracias por tan buena explicación.

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.