Comer para vencer al cáncer

Las pruebas y estudios que demuestran que la dieta influye en el cáncer

| 1 Comentario

Hoy nos escribe Eugenia:

Le han diagnosticado a un familiar un colanciocarcinoma extendido secundariamente al hígado, de gran extensión, no operable y con un 50% de invasión a grandes vasos, con posible tratamiento de quimioterapia, no comenzada aún. Mi pregunta es, ¿en que medida puede ayudarle un cambio alimenticio? ¿Es posible obtener mejoras reales en estos pacientes? ¿Hay bibliografía médica al respecto, donde me pueda documentar que nos hable de manera definitiva y científica que la alimentación puede ayudar a mejorar los resultados de la medicina en estos casos de pacientes graves? ¿El seguimiento estrictos de dietas como la propuesta por la Dra. K. Kousmine está siendo probado en la actualidad? ¿Hay datos sobre sus efectos en pacientes y documentos sobre este u otro método de alimentación curativa? Estoy interesada en poder ofrecerle una información veraz a este familiar, el cual guarda cierta incredulidad hasta el punto de negar un cambio en su dieta porque no hay una aprobación por parte de su oncólogo. Espero su respuesta .  Muchas gracias.


Respuesta de la doctora Paula J. Fonseca:

Estimada Eugenia:

Su consulta y dudas son muy pertinentes y surgen cada día en las familias en las que un miembro desarrolla un cáncer.

El papel más importante de la dieta es en la prevención. Además, por desgracia, es muy grande el efecto carcinógeno de los alimentos no saludables y muy pequeño, aunque real, el efecto protector de la dieta saludable. Dicho de otra manera, seguir una dieta inadecuada aumenta mucho las probabilidades de desarrollar un cáncer, pero seguir una dieta saludable tan solo reduce un poco el riesgo.

Una vez que el cáncer ya ha aparecido el papel de la dieta es limitado en el cambio del curso natural de la enfermedad, sobre todo en tumores muy agresivos como el de vía biliar (colangiocarcinoma).

Las fuentes que recogen información sobre la asociación entre dieta y cáncer son múltiples. El código europeo contra el cáncer, incluye un listado de 10 medidas para reducir el riesgo de desarrollar un cáncer entre ellas:

5. Mantenga una dieta saludable:

        –  Coma muchos cereales integrales, legumbres, verduras y frutas.

        –  Limite los alimentos altos en calorías (ricos en azúcar o grasa) y las bebidas azucaradas.

–  Evite la carne procesada; limite la carne roja y los alimentos con alto contenido de sal

Existen múltiples estudios que han demostrado la asociación obesidad, dieta inadecuada y cáncer. Las publicaciones las puede ver listadas en el buscador médico de referencia “pubmed” incluyendo los términos: diet, obesity, cáncer.

La web de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) también se hace eco de esta relación en su audio, prevenir el cáncer está en nuestras manos, enlace https://www.youtube.com/watch?v=C6FcF–8pA4

Así se insiste en que el 40% de los cánceres son evitables, la obesidad se asocia con 1 de cada 20 tumores y una dieta insana con el 9%.

La dieta que más evidencia ha demostrado sobre sus propiedades antitumorales es la dieta mediterránea como se recoge en Comer para Vencer al Cáncer, al contrario, las dietas restrictivas o aquellas que eliminan algún alimento básico no solo no han demostrado su actividad tumoral, sino que pueden causar carencias y debilidad en el paciente. En cánceres que producen consunción, caquexia, los pacientes tienden a perder peso y lo más importante es lograr que coman incluso aunque sean alimentos más calóricos.

En resumen, puede compartir con su familiar la información disponible (código europeo, artículos sobre estudios en pubmed, seom), animarle a seguir una dieta mediterránea y a eliminar la bollería industrial, embutidos, comida precocinada, envasada. Él decidirá y su decisión debería ser respetada para que domine un ambiente familiar, acogedor y que la comida no se convierta en un momento de discusión o estrés. Recuerde que detrás de una reacción de negación puede existir un sufrimiento psicológico importante, que sea el que cause el rechazo a seguir un estilo de vida saludable y que debería abordarse.

Le enviamos a su familiar y a usted nuestros mejores deseos.


Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/

Un Comentario

  1. Pingback: Cómo convencer a un enfermo de que cambie su alimentación |

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.