Comer para vencer al cáncer

La relación entre azúcar y cáncer

| 0 Comentarios

Habitualmente llegan a este blog consultas relacionadas con el consumo de azúcar, ya sea el que se ingiere directamente al endulzar una bebida o comer dulces,  así como todo el que podemos encontrar procesado en infinidad de productos comerciales en el supermercado. La doctora Paula J. Fonseca y la química experta en nutrición Belén Álvarez Álvarez, que ya recomiendan un consumo moderado en el libro Comer para vencer al cáncer, hacen un repaso a los peligros de comer demasiado azúcar y su relación comprobada con los procesos tumorales.

“El exceso de azúcar blanco, refinado y de bollería industrial se absorbe con rapidez pasando a la sangre y causando picos de insulina y de factor de crecimiento insulínico (IGF en sus siglas en inglés) que se han asociado con el crecimiento tumoral.

Los alimentos ricos en fructosa, como es el jarabe de maíz (presente en muchos productos procesados), consumidos en grandes cantidades pueden tener un efecto dañino para la salud. Las galletas, pasteles, zumos envasados, tortas, salsas, cereales y refrescos la contienen. Esto explica, en parte, por qué cada vez hay más casos de cáncer en el mundo. Se debe evitar endulzar en exceso los alimentos que ingerimos y siempre es mejor hacerlo con azúcar moreno, no refinado, con stevia (planta seca) o con una cucharadita de miel (orgánica).

Al contrario, los azúcares de liberación lenta como los del pan y los yogures tienen propiedades saludables en la lucha contra el cáncer”.

Paula J. Fonseca y Belén Álvarez Álvarez

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.