Comer para vencer al cáncer

Consulta a la doctora: “¿Qué se puede hacer para aliviar los efectos de la radio y quimioterapia?”

| 0 Comentarios

Hoy nos escribe José Luis:

“A mi mujer le dieron tratamiento de quimioterapia y radiación para un cáncer de laringe, y tras dos ciclos de quimio y 35 sesiones de radioterapia, ahora lo pasa peor por los efectos tardíos secundarios. Los médicos no son capaces de eliminarle un “moco” que se posiciona sobre las cuerdas vocales y tiene dificultad para hablar, se atraganta al beber, tiene procesos inflamatorios e infecciones recurrentes, tos y dolor. No hay forma de estabilizar su estado. ¿Qué podría aconsejarnos para aliviar esos síntomas y malos efectos?”

Respuesta de la doctora Paula J. Fonseca:

“Estimado José Luis,

Ante todo quisiéramos darles fortaleza a su esposa y a usted. Si finalizó la radio y quimioterapia hace tan solo unas semanas es muy probable que en los próximos días vaya encontrándose progresivamente mejor.

Los efectos tardíos de los tratamientos aparecen meses después de finalizarlos y son más difíciles de revertir.

En pacientes que han recibido radioterapia en la zona de cabeza y cuello suele producirse una sequedad de piel y mucosas y una pérdida de saliva que dificultan la ingesta y favorece las infecciones.

Para mejorar la hidratación, deglución y reducir las molestias en la boca, como se recoge en Comer para vencer al cáncer, es bueno ingerir gelatinas, aguas gelificadas, agua con limón y/o espesantes, alimentos blandos y jugosos tipo yogur, requesón, helado cremoso, compota, batidos, sorbete, flan, natillas, cuajada, huevo cocido y cremas o purés cocinados con nata, mantequilla y crema de leche.

Para evitar la infección de la boca se debe cepillar tras cada comida y hacer enjuagues con colutorios sin alcohol y con agua y bicarbonato o sal (ésta a veces escuece).

Para la tos y secreciones, como se recoge en Remedios Naturales para Síntomas Habituales:

  • Se debe abandonar el tabaco.
  • En casos de tos húmeda, puede ayudar a reducirla el aumento de consumo de:

o  agua e infusiones de amapola, tomillo, eucalipto e hinojo.

o alimentos que deshacen el moco por contener sustancias mucolíticas o sulfuradas: ajo, cebolla, berro, apio, puerro, rábano, azufaifa, dátil, higo, que se pueden añadir a purés y batidos.

  • Para la tos seca son eficaces los preparados con miel y limón que hidratan las mucosas.
  • La “fisioterapia respiratoria” puede ayudar a movilizar secreciones cuando la tos es húmeda. El Inspiron (“Fisioterapia respiratoria incentivada”) consiste en un aparato con 3 bolas comunicadas con un tubo a través del cual el paciente inspira o bien espira intentando que las bolas se eleven. El ejercicio se repite varias veces al día siendo especialmente útil tras una cirugía del pulmón.
  • Se debe humidificar el aire con aerosoles de suero salino y tener el ambiente ventilado a través de ventanas abiertas. Se deben evitar los irritantes, los olores fuertes, el polvo y los humos.

Por último, quisiera animarles a hacer un esfuerzo diario por comer y por llevar a la práctica estos consejos con los que seguro, con su constancia, esfuerzo, tesón y paciencia, logrará disminuir las secuelas de los tratamientos”.

Paula J. Fonseca

 

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.