Comer para vencer al cáncer

Consulta a la doctora: “Me han descubierto un linfoma folicular. ¿Qué tipo de alimentación debo llevar?”

| 0 Comentarios

Hoy nos escribe Alejandro:

“Ante todo quiero agradecer de antemano su actitud divulgativa y poder facilitar el conocimiento sobre qué alimentos pueden mejorar el pronóstico o prevención del cáncer.

Recientemente me han descubierto un linfoma folicular y tengo entendido que en este tipo de linfomas es muy importante la alimentación para reforzar el sistema inmunológico.

Aún así, conozco a amigos que han sufrido otro tipo de cáncer y les han dicho sus oncólogos que la dieta alcalina era buena para su caso.

Un saludo y gracias”.

Respuesta de la doctora Paula J. Fonseca:

“Estimado Alejandro:

En relación con tu consulta vamos de forma sencilla a repasar los 2 conceptos fundamentales, linfoma folicular y dieta alcalina.

El linfoma folicular es un tumor que suele localizarse en los ganglios, en general es poco agresivo y es el tumor más frecuente en personas jóvenes. Se caracteriza por una alteración de las células del sistema inmune, los linfocitos, que proliferan de un modo descontrolado. Por tanto, no se recomienda, menos durante el tratamiento, medidas extraordinarias que potencien la inmunidad puesto que se podría favorecer el crecimiento del tumor. Sin embargo, cuidar la dieta para estar fuerte sí que podría ser una buena forma de luchar contra el linfoma.

La dieta alcalina está rodeada en la actualidad de una publicidad exagerada y sensacionalista. Sin embargo, su base es sencilla, saludable y consiste en lo que ya todos conocemos. Nuestra alimentación debe basarse en frutas, verduras y legumbres, que logran un entorno alcalino en nuestro organismo. Así mismo, debemos evitar la bollería industrial, la repostería, los azúcares refinados y las carnes procesadas porque estos favorecen la acidez que se asocia con diversas enfermedades. El mejor ejemplo de dieta alcalina es la dieta mediterránea, como se recoge en Comer para vencer al cáncer. Por tanto, te animo a seguir una dieta mediterránea que te ayudará a luchar contra el cáncer, siendo a su vez una dieta alcalina, y a enriquecer tus platos y comidas con frutas y verduras variadas entre las que cabe destacar:

Verduras:

  1. Coles
  2. Ajo y cebolla
  3. Alcachofa
  4. Judías verdes
  5. Berenjena y remolacha
  6. Pepino
  7. Apio, nabo y rábano
  8. Puerro y espárrago
  9. Pimiento y tomate
  10. Zanahoria y calabaza
  11. Espinaca, lechuga, repollo y toda verdura de hoja verde

Frutas:

  1. Manzana
  2. Naranja
  3. Piña
  4. Zumo de limón
  5. Frutos rojos
  6. Sandía
  7. Melón
  8. Uva
  9. Mango
  10. Ciruelas
  11. Melocotón y nectarina”.

Paula Jiménez Fonseca

Puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: http://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.