Comer para vencer al cáncer

Obesidad y cáncer

| 0 Comentarios

El aumento de pacientes con cáncer en los últimos años junto con la gravedad de esta enfermedad ha generado en muchos de nosotros un deseo de conocer cómo prevenir su aparición. Para ello, es importante conocer que más del 95% de los cánceres los causan agentes externos y solo un 3-5% son hereditarios, familiares.

Los agentes mejor conocidos como carcinógenos son el tabaco, el alcohol y una mala alimentación. El tabaco se asocia fundamentalmente con cáncer de pulmón y cabeza y cuello y el alcohol con cáncer de hígado, mama y cabeza y cuello.

El consumo de alcohol y especialmente de tabaco está disminuyendo el fruto de las políticas sanitarias. Sin embargo, la obesidad es la “gran plaga” del siglo XXI en países desarrollados. Las enfermedades más prevalentes en nuestro medio como la hipertensión, la diabetes y la hipercolesterolemia se deben a dietas poco saludables y son muy frecuentes en personas obesas. Así mismo, como recoge la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC), la obesidad se asocia con diversos tipos de cáncer como el de: colon y recto, esófago, estómago, hígado, vesícula, páncreas, riñón, mama, ovario, útero y tiroides, así como con el meningioma, linfoma de células B y mieloma múltiple. Por tanto, seguir una dieta saludable, evitar las comidas hipercalóricas, la bollería industrial y realizar ejercicio físico son fundamentales para reducir el riesgo de desarrollar un cáncer, como se recoge en Comer para vencer al cáncer. En nuestro libro (páginas 62-63) puedes consultar un menú semanal con la distribución de alimentos y comidas para cada día de la semana y con varias sugerencias de desayunos y medias mañanas/meriendas. Una alimentación saludable logra darnos la energía necesaria y liberarnos de los problemas que causan los excesos de comidas inapropiadas como las malas digestiones, dolores de cabeza, estreñimiento, subidas de tensión y retención de líquidos.

Un ejemplo de menú anticáncer y antiOBESIDAD basado en la dieta mediterránea y en el recogido en Comer para vencer al cáncer sería:

·       DESAYUNO: cítrico (naranja, kiwi o agua con limón); cereales/pan/galletas y café con leche o yogur.

·       MEDIA MAÑANA: infusión de té verde, roiboos, cardo mariano u otra planta medicinal y rebanada de pan con fiambre.

·       COMIDA*: legumbres con patata o arroz, menestra o ensalada de verduras aderezada con aceite de oliva y pieza de fruta.

·       MERIENDA: pieza de fruta o pan con queso o jamón.

·       CENA: puré o sopa de verduras, tortilla francesa con cebolla/espárragos y 2 yogures.

·       Antes de acostarse: infusión de tila, manzanilla, pasiflora, melisa y/o valeriana.

* En la comida del medio día las legumbres se pueden sustituir por pescado azul a la plancha u horno, 3 días a la semana y por carne preferiblemente blanca, 2 días a la semana.

Paula Jiménez Fonseca

Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.