Comer para vencer al cáncer

Menú diario saludable y “ligero” para los días posteriores a ingestas copiosas

| 0 Comentarios

Después de una comida o cena copiosa, es bueno asegurar la ingesta de agua y alimentos depurativos como las verduras y frutas.

Se debe comenzar el día bebiendo un vaso de agua templada con el zumo de un limón y el aceite obtenido al machacar un diente ajo.

Desayuno

Una pieza de fruta cítrica: naranja o kiwi.

Pan o cereales integrales, no refinados, preferiblemente avena.

Yogur o café.

Media mañana

Zumo obtenido mediante licuado de zanahoria, apio, perejil, remolacha, manzana y otras verduras a gusto.

Comida

Preferiblemente antes de iniciar la comida o bien como postre, 1-2 rodajas de piña natural que se puede sustituir por una pieza de fruta de temporada.

Menestra de verdura o ensalada variada a la que se puede añadir queso fresco, huevo cocido o marisco. Entre las verduras incluir cebolla, ajo y apio.

30 gramos de pan integral.

Merienda

Infusión de rooibos. Pieza de fruta: manzana.

Cena

1º plato: sopa o puré de verduras (calabaza, zanahoria, tapioca, cúrcuma y pimienta).

2º plato: pescado al horno o tortilla francesa.

2 yogures naturales.

30 g. pan

Al acostarse: infusión con pasiflora/espino blanco, melisa y/o valeriana.

Alimentos con pocas calorías para enriquecer platos: setas, champiñones, puerros, espárragos, apio, pepino, nabo, alcachofas, lechuga, verdura de hoja verde, cítricos, manzana.

Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.