Una dieta para la carcinomatosis peritoneal

| 0 Comentarios

La carcinomatosis peritoneal es la extensión de algunos tumores al peritoneo, una membrana que recubre el abdomen. Esto pueden producirlo diversos cánceres fundamentalmente los de estómago, páncreas, colon, ovario y endometrio. La carcinomatosis peritoneal puede ser mínima, con algunos nódulos, o extensa, con grandes masas y/o líquido ascítico.

Cuanto mayor sea la carcinomatosis peritoneal, mayor daño sufrirá la persona que la padece, sobre todo para la ingesta, puesto que la carcinomatosis suele comprometer al intestino. Lo fundamental es descartar que exista una obstrucción del intestino por alguna de las masas tumorales. Si la persona logra defecar se descarta la obstrucción completa y en esos casos se puede proceder a ingerir una dieta adaptada.

Los pacientes con una carcinomatosis peritoneal que comprometa la ingesta suelen poder ingerir purés y alimentos blandos que es lo que le recomendamos y resumimos a continuación.

La dieta túrmix consiste en cocinar los alimentos y pasarlos por el pasa purés o por una trituradora para que no contengan trozos de comida. Hay un ejemplo de menú en nuestro libro Comer para vencer al cáncer, páginas 100 y 101.

Como ejemplo:

DESAYUNO: Papilla de leche o yogur con galletas y una pieza de fruta.

MEDIA MAÑANA O MERIENDA:

  • Opción A) Yogur, cuajada, requesón o helado cremoso.
  • Opción B) Compota o batido de frutas y verduras (ver ejemplos de batidos en entradas previas de este blog). Componentes del batido:
    1) yogur
    2) frutas: manzana, pera, limón, fresas o piña
    3) tres galletas
    4) se le puede añadir verdura: remolacha, zanahoria, pepino
    5) acompañamiento: jengibre, ajo, hojas de albahaca, 1 cucharada de aceite de oliva

    COMIDA:

  • Puré de verduras o legumbres.
  • Pollo o pavo o pescado blanco con patata cocida que se puede añadir al puré para facilitar la digestión.
  • Manzana, pera, mango, aguacate o plátano preferiblemente cocidos.

    CENA:

  • Crema de calabaza, puerros o calabacín.
  • Huevo en revuelto o cocido, pescado blanco.
  • Manzana o pera cocidas, mango, aguacate o plátano.

Las tomas deben ser de pequeña cuantía para facilitar la digestión y repetidas cada 3-4 horas si el paciente lo tolera.

Deseamos que estos consejos le sean útiles para ayudar a su padre a lograr comer, a tolerar los alimentos y a no pasar dolor.


Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.