Comer para vencer al cáncer

Consulta a la doctora: “¿Las calcificaciones pueden acabar en cáncer de mama?”

| 0 Comentarios

Hoy nos envía una pregunta Francisca:

Tengo un bulto de 1 centímetro en la mama izquierda desde el año 2006. Me han hecho ecografías, me lo han punzado, y al parecer todo estaba bien. Pero sigo revisándome. Hace un año, después de una mamografía, me dijeron que me la tenía que repetir a los 6 meses porque tengo calcificaciones tipo 3, y asi lo hice. La próxima mamografía me dijeron que después año, que no había cambiado nada. Mi pregunta es, ¿estas calcificaciones siempre acaban siendo cáncer?


 

Respuesta de la doctora Paula J. Fonseca:

Estimada Francisca:

“La mayoría de lesiones premalignas de cualquier órgano, aquellas con riesgo de transformarse en cáncer, tienen dicho riesgo, pero suele ser bajo. Esto ocurre también en la aparición de calcificaciones en las lesiones de la mama.
Las calcificaciones generalmente no se palpan al tacto y, por tanto, suelen ser un hallazgo casual en una mamografía.
El potencial maligno depende de muchos factores, como el modo en que estén agrupadas, forma, tamaño y cantidad. Así, las calcificaciones grandes  no se asocian casi nunca con cáncer, mientras que las pequeñas son las típicas de las lesiones malignas.
Es muy importante que recuerde siempre esto: la mayoría de lesiones de la mama con calcificaciones no son cáncer ni lo serán en el futuro, pero es cierto que la mayoría de los cánceres de mama tienen calcificaciones.
Dicho de otra manera, su lesión, como era lo más probable, es benigna, pero hay que repetir mamografías periódicas y siempre que aparezcan nuevas calcificaciones o las previas se modifiquen descartar un tumor.
Recuerde que los buenos hábitos de vida y de ingesta reducen el desarrollo de cáncer de mama como se recoge en el libro Comer para vencer al cáncer. Para prevenir el cáncer de mama lo más importante es evitar la obesidad, realizar ejercicio físico periódicamente, reducir el consumo de alcohol y, como en otros tumores, aumentar la ingesta de frutas, verduras y aceite de oliva crudo.

Le agradecemos su consulta dado que el hallazgo de calcificaciones es frecuente en las mamografías de cribado a las que se someten todas las mujeres a partir de los 50 años y es algo que genera cierto temor a la mujer y al médico.

Paula J. Fonseca

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.