Comer para vencer al cáncer

Consulta a la doctora: “Con respecto al cáncer, ¿se puede evitar lo que genéticamente llevas escrito?”

| 0 Comentarios

Hoy nos escribe María:

“Partiendo de la base de que una buena alimentación previene la aparición del cáncer, ¿cuánta importancia tiene en el caso de que genéticamente tengas muchas más probabilidades que otra persona de padecer cáncer? Con unos hábitos saludables (comida sana, deporte, etc.), ¿puedes ser capaz de evitar lo que genéticamente llevas escrito?

Mi pregunta es porque recientemente he sabido que soy portadora del gen BRCA2, por lo que me recomiendan hacerme una mastectomía profiláctica y una extirpación de ovarios. Estoy tomándome un tiempo para pensarlo y por eso me gustaría saber si hay alguna otra opción menos “salvaje”.

Muchas gracias de antemano.
Un saludo”.

Respuesta de la doctora Paula J. Fonseca:

“Estimada María,

Ante todo quisiéramos felicitarte por tu actitud y tu intención de reducir el riesgo de cáncer mediante un estilo de vida saludable.

A tu pregunta de si cuidar la alimentación puede reducir un riesgo familiar, te lo voy a explicar porque tiene matices. Por un lado, el riesgo o susceptibilidad familiar presente en familiares con mutación del gen BRCA2 no se modifica. Sin embargo, si llevas una vida sana no sumarás a tu riesgo intrínseco o familiar los factores de riesgo ambientales que también son causa de cáncer, fundamentalmente la obesidad, la ingesta de alcohol o el exceso de estrógenos.

A tu pregunta sobre las alternativas para reducir tu riesgo, he de decirte que la decisión final es muy difícil de tomar porque ambas alternativas, cirugía o seguimiento estrecho tienen consecuencias serias para la mujer. La primera por las connotaciones físicas y también en salud de la extirpación de los ovarios y las mamas y la segunda por el riesgo, aun con seguimiento estrecho, de desarrollar el cáncer.

Hoy en día se recomienda la cirugía por ser el único tratamiento eficaz. No existen tratamientos farmacológicos y el estilo de vida, puede reducir el riesgo ambiental pero no el familiar.

A la hora de tomar una decisión es importante tener en cuenta al menos estos 5 factores:

  1. Tipo de mutación BRCA. El riesgo de cáncer es mucho mayor y el tipo de tumor peor en mutaciones de BRCA1, que a la vez son las más frecuentes.
  2. La edad de la paciente: si es menor de 30 años es difícil la decisión, mientras que a partir de los 40 años podría tolerarse mejor la cirugía.
  3. Los deseos genésicos: en mujeres menores de 35 años esta cirugía podría truncar planes vitales.
  4. La presencia de otros factores que podrían incrementar el riesgo como el alcoholismo y la obesidad: en estos casos la cirugía está aun más indicada.
  5. Saber los cánceres que han desarrollado otros miembros de su familia para conocer fundamentalmente: edad a la que apareció el cáncer, localización, agresividad…

Dentro de las recomendaciones básicas, tanto si decides operarte como si no, están realizar deporte regular y seguir una dieta mediterránea basada fundamentalmente en frutas, verduras y legumbres evitando el alcohol y el sobrepeso.

Recuerda que una opción intermedia sería operar sólo los ovarios, con lo que se reduce también ALGO el riesgo de cáncer de mama por la pérdida del estímulo de las hormonas del ovario sobre la mama.

Te animamos para que decidas con compromiso y te deseamos lo mejor”.

Paula J. Fonseca

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.