Comer para vencer al cáncer

Consulta a la doctora: “Fui operada de cáncer de colon y voy muchas veces al día al baño. ¿Qué puedo hacer?”

| 0 Comentarios

Hoy nos escribe Elsa:

“Fui operada de cáncer de colon hace casi 2 años (me removieron una porción del intestino grueso). El problema que tengo es que voy muchas veces al día al baño (6 ó 7 veces al día, especialmente por las mañanas). ¿Qué puedo hacer para reducir el funcionamiento de mi estómago?”

Respuesta de la doctora Fonseca:

“Estimada Elsa:

Seguro que al leer su consulta muchos pacientes operados de un cáncer de colon se han sentido identificados.

Un modo de disminuir esos episodios de heces ácidas, líquidas y frecuentes consiste en ingerir alimentos astringentes en todas las comidas, como: arroz, patata, pasta, sémola, pan blanco, galletas María, verduras suaves cocidas (calabacín, calabaza, berenjena, zanahoria), tapioca, compota de manzana, plátano, membrillo, frutas en almíbar, al horno o hervidas, queso blando y fundido, yogur, carnes magras, jamón cocido o serrano desgrasado, pescado blanco, hierbas aromáticas, caldos, infusiones.

Así mismo, debe evitar/moderar el consumo de: fibra insoluble, verduras flatulentas o muy fibrosas como las de hoja verde, legumbres, cereales integrales, guisantes, espárragos, frutos secos, cebolla, fritos, rebozados, embutidos, pescado azul o marisco, alimentos muy calientes o muy fríos, leche, chocolate, cacao, repostería, zumos de frutas, bebidas carbonatadas y con gas, salsas comerciales.

Si algún día decide tomar un plato “fuerte”, puede combinarlo con un yogur mezclado con zumo de limón de postre y las legumbres puede consumirlas con arroz y el caldo de cocinar éste.

En Comer para vencer el cáncer apartado 6.3. diarrea, pág. 95 tiene un ejemplo de dieta y en Remedios Naturales para síntomas Habituales se recogen las principales plantas medicinales para regular el hábito intestinal, entre las que le sugerimos la infusión de cáscara de granada.

A continuación, enumeramos 10 consejos nutricionales que deseamos que le ayuden:

  1. Condimente los platos con sal (excepto si tu médico lo contraindica).
  2. Haga 6 comidas diarias de poca cuantía, en un ambiente tranquilo y masticando con lentitud.
  3. Beba unos 2 litros de agua entre las tomas, o de infusiones, caldos desgrasados o agua de arroz. Preparación de 1 litro de agua de arroz: hervir durante 20 minutos a fuego medio 50 g. de arroz y una zanahoria grande pelada en un litro y medio de agua con sal; colar y enfriar.
  4. Repose durante unos 20 minutos después de cada comida.
  5. Potencie: arroz, patata, pasta, sémola, pan blanco, galletas María, bizcochos caseros, verduras suaves cocidas (calabacín, calabaza, berenjena, zanahoria), tapioca, compota de manzana, plátano, membrillo, frutas en almíbar, al horno o hervidas, queso blando y fundido, yogur, carnes magras, jamón cocido o serrano desgrasado, pescado blanco, hierbas aromáticas, caldos, infusiones.
  6. Evite/modere el consumo de: fibra insoluble, verduras flatulentas o muy fibrosas como las de hoja verde, legumbres, cereales integrales, guisantes, espárragos, frutos secos, cebolla, fritos, rebozados, embutidos, pescado azul o marisco, alimentos muy calientes o muy fríos, leche, chocolate, cacao, repostería, zumos de frutas, bebidas carbonatadas y con gas, salsas comerciales.
  7. Recuerde que el ajo, espárrago, pescado, huevo y ceballo producen mal olor y el perejil, mantequilla y yogur reducen el olor.
  8. Añada suplementos de fibra soluble antes de las comidas principales: goma guar hidrolizada, plantago ovata (plantaben) para mejorar el tránsito y reducir la diarrea y su cuantía.
  9. Recuerde, si le han operado el íleon, que puede necesitar vitamina B12 inyectada por vía intramuscular y si tiene diarrea biliar, a veces es necesaria la toma de colestiramina para quemar las sales biliares.
  10. Pasados los primeros 3 meses debe intentar reintroducir progresivamente otros alimentos. Los cereales integrales, las legumbres y las verduras fibrosas se suele tardar tiempo en digerirlas bien. Las verduras, frutas y hortalizas hay que consumirlas con moderación, unos 50 gramos, inicialmente en puré, luego hervidas y si las tolera, puede ir aumentando la cantidad y el tipo. A continuación, introduzca guisos sencillos de patatas guisadas con carne o pescado preparado con poco aceite. Tome inicialmente yogur natural y después de varios meses comience con pequeñas cantidades de leche, medio vaso, aumentando hasta un vaso si la tolera bien.

Le animamos a ajustar su dieta para evitar esos despeños diarreicos que pueden irritar su intestino y que están alterando su calidad de vida”.

Paula Jiménez Fonseca

Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.