Comer para vencer al cáncer

Consulta a la doctora: “En relación al menú saludable de atún con ensalada, ¿sería recomendable que este atún sea enlatado o en conserva?”

| 0 Comentarios

Hoy nos escribe Lucrecia:

“En relación a la entrada del blog sobre el menú saludable de atún con ensalada, querría preguntarle si sería recomendable que este atún provenga de atún enlatado o en conserva. Muchas gracias por toda la valiosa información que nos facilita. Un saludo”.

Respuesta de la doctora Paula J. Fonseca:

“Estimada Lucrecia:

El atún es un pescado azul que combina fantásticamente con una ensalada aportando proteínas y aceites saludables. En Comer para vencer al cáncer lo incluimos en el TOP 10 DE ALIMENTOS ANTICÁNCER en la posición 8 junto con todos los pescados azules, de los cuales es uno de los más sabrosos.
Si lo compramos envasado es preferible que lo esté en un tarro de cristal y en aceite de oliva.
La mejor opción es el envasado casero. Para ello, basta tener tiempo y ganas y como INGREDIENTES: un tarro de cristal de 200-500 ml; bonito, trozos gruesos sin piel ni espinas; sal (35 g. por litro de agua); aceite de oliva suave y refinado (no virgen extra porque aporta demasiado sabor) y, opcional, pimienta negra en grano y/o laurel.
ELABORACIÓN:
Hervir los botes 15 minutos para esterilizarlos. Lavar el bonito y escurrir en un colador al menos 30 min.
Cocer agua con abundante sal en la olla, 35 g. por litro de agua. Esta sal funcionará también como conservante.
Cuando hierva, introducir las rodajas de atún, apagar el fuego, tapar la olla y dejar reposar unos 30 minutos. Sacar el atún y escurrirlo.
Se deja enfriar y luego se añade una base de aceite en los tarros y los vamos llenando de bonito, intentando no dejar huecos de aire.
Se cubre la parte superior del tarro con aceite, pimienta en grano y el laurel y se deja un espacio de 2,5 cm. libre hasta el borde del tarro, limpiando los bordes y las roscas si se han manchado al llenar los botes. Se cierran los tarros con las tapas.
Para esterilizar la conserva, se ponen los tarros en una olla separados entre sí y se llena de agua sin sumergir los tarros por completo. Calentar y cerrar la olla, dejando salir el aire durante 10 minutos. A continuación, cerrar herméticamente y mantener 100 minutos.
Transcurrido el tiempo indicado, apartar la olla del calor y dejar que se enfríe naturalmente.
Abrirla y sacar los tarros del agua, depositándolos sobre un paño para que se enfríen.
Lugar de conserva: oscuro, fresco y seco.
Tiempo de conserva: aguantan mucho, lo ideal es consumirlos a los 6-12 meses”.

Paula Jiménez Fonseca

Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.