Comer para vencer al cáncer

Combate a la desnutrición. Qué hacer.

| 0 Comentarios

Hoy escribe a la doctora Virginia:

Hola:

Tuve un GIST muy agresivo y tuve una intervención que implicó que me quitaron todo el estomago, un pedacito de esófago, el bazo, la mitad del páncreas y una glándula suprarrenal. Esto fue en agosto de 2017. Más tarde tuve dos estenosis y me enviaron a quimioterapia y caí en picado, llegué a 28 kilos. Ahora me la suspendieron. Estoy aprendiendo a comer y con los batidos hipercalóricos pero no tomo nada de agua y aunque estoy tomando borea tengo poca hambre. Sufro de boca seca. Tengo 58 años y mis analísis están bien, mi desnutrición es calórica no proteica. Peso 29,500 en este momento.

Cualquier consejo le estaré agradecida.


Respuesta de la doctora Paula J. Fonseca:

Estimada Virginia: 

Ante todo pedirte que no desfallezcas y que te esfuerces al máximo por ir comiendo. 

El problema que sufres, la desnutrición, es muy frecuentes durante el cáncer especialmente en fases avanzadas y en tumores localizados en el tubo digestivo o en cabeza y cuello. Así la desnutrición se asocia con pérdida de masa muscular favoreciendo la insuficiencia respiratoria y cardiaca, los edemas, las úlceras de la piel, el cansancio, la anemia y la inmunosupresión que contribuye a las infecciones. En definitiva, la desnutrición produce fragilidad y esta, asociada al cáncer, aumenta el riesgo de complicaciones, causa una peor tolerancia de los tratamientos del cáncer, con mayor toxicidad y una reducción de la calidad de vida.

El que te hayan suspendido el tratamiento del cáncer contribuirá a que recuperes el apetito y con él comiences a comer mejor.

Los suplementos te aportar todos los nutrientes que necesitas en pequeños volúmenes con sabores agradables y son muy sencillos de ingerir.

El acetato de megestrol, borea, te ayudará a ganar apetito.

Remedios Naturales para Síntomas Habituales incluye, en la página 19, un capítulo con consejos, plantas medicinales y alimentos para combatir la anorexia, la falta de apetito.

Te sugerimos que bebas caldos e infusiones de artemisa o cardo santo. También puedes tomar zumos de cítricos como el limón o la naranja, gelatina y agua gelificada que disminuirán la sensación de boca seca. El zumo de piña natural mejora las digestiones y favorece la ingesta por lo que puedes tomar medio vaso antes de la comida del medio día o mezclado con un yogur.

También, si los toleras y tus médicos están de acuerdo, puedes tomar batidos naturales con yogur, frutas y galletas.

Te animamos a perseverar en tu lucha.

Paula J. Fonseca

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.