Un menú para el enfermo terminal

| 0 Comentarios

Cuando el cáncer está muy evolucionado y el pacientes muy débil se produce el síndrome caquexia-anorexia que se asocia con gran delgadez y falta de apetito.
En esta situación es difícil lograr que el paciente se fortalezca y recupere peso y músculo e igual de difícil es que logre comer.
Lo fundamental es lograr una ingesta mínima que le permita tener la boca hidratada y tener un poco de energía.
Como se recoge en Comer para vencer al cáncer, página 108, el paciente se puede alimentar con un batido que se preparará mezclando:
  • 4 cucharadas de queso blanco o 1 yogur o kefir
  • 2 cucharaditas de aceite de oliva
  • zumo de 1/2 limón
  • 1 cucharada de miel
  • 1/2-1 plátano

Este batido aporta azúcar en la fruta y miel, grasa a través del aceite de oliva y proteínas en el yogur por lo que es un alimento completo y nutritivo.

Puede tomarlo a pequeños sorbos o cucharadas una vez batido y, para hacerlo variado, puede sustituir el plátano por otras frutas nutritivas como el aguacate, mango o fresas.

Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.