Consejos para tomar lácteos

| 0 Comentarios

Ante todo hay que aclarar que los lácteos no son todos igual de recomendables y que, aunque son una buena fuente de calcio, existen alimentos más ricos en este y más saludables como el brócoli, las avellanas, las almendras y los higos secos.
De todos los lácteos, los preferibles son los yogures, el kéfir y el queso fresco. Por contra, debemos evitar la nata, la mantequilla y no tomar más de 1-2 vasos de leche al día. Es un grave error sustituir el agua por leche.
El modo de consumirlos preferible es semidesnatados porque enteros tienen un exceso de grasa “mala”, la saturada y desnatados no se absorbe la vitamina D y habría que suplementarla. Sin embargo, si se está perdiendo peso o luchando contra un cáncer que provoque el síndrome de caquexia-anorexia sería preferible consumirlos enteros.
Lo ideal es tomarlos al desayuno y a la merienda, pero nunca como sustituto del postre (fruta), sino en todo caso combinados con esta. El queso puede ser un segundo plato en la cena como sustituto de la carne.

Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.