Comer para vencer al cáncer

Consulta a la doctora: “He leído que alimentos como las mantequillas/margarinas no son nada recomendables. ¿Debemos eliminarlas totalmente de la dieta?”

| 1 Comentario

Hoy nos escribe Verónica:

“Desconocía las propiedades saludables que tienen las setas de cara a
la lucha contra el cáncer hasta que lo leí en Comer para vencer el
cáncer. Me encantan de cualquier manera y las consumimos varios días
a la semana.

En un post anterior de la doctora he leído que alimentos como las
mantequillas/margarinas contienen aceite de palma y no son nada
recomendables porque su consumo puede propiciar la aparición de
cáncer. ¿Debemos eliminarlas totalmente de la dieta? ¿O habría alguna
que no fuera tan perjudicial como otra?

Cada entrada me resulta aún más útil e interesante que la anterior,
nunca pensé que la alimentación tuviera tanta importancia, ya no solo
en pacientes oncológicos (salvando las obviedades) sino como
prevención.

Muchas gracias de nuevo a la doctora por toda la información que nos
da”.

Respuesta de la doctora Paula J. Fonseca:

“Estimada Verónica:

Le agradecemos sus comentarios sobre el contenido del blog basado en los libros Comer para vencer al cáncer y Remedios naturales para síntomas habituales.

En relación con su afirmación sobre los hongos, setas y champiñones, efectivamente, son plantas con múltiples propiedades medicinales, destacando el Coriolus versicolor (kawaratake), la Grifola frondosa (maitake) y la Lentinula edodes (shiitake) por sus propiedades inmunomoduladoras, antiinflamatorias y antitumorales.

En países asiáticos se emplean para el tratamiento y la prevención de infecciones, fatiga, enfermedades reumatológicas, trastornos respiratorios, enfermedades hepáticas y cáncer.

Las setas son un alimento con muy pocas calorías rico en agua, fibra, vitamina E, selenio y proteínas que pueden tomarse en infusión, sopa, ensalada y guarnición de carne, pescados o en revuelto.

Se recomienda su consumo 2-3 veces por semana como alimento. Los pacientes con cáncer las pueden tomar a diario en polvo en infusiones y mezcladas con sopas o purés.

En cuanto a la mantequilla o margarina (contienen grasas saturadas), su consumo debe reducirse y es preferible sustituirlas por aceite de oliva.

El consumo actual de grasa en nuestra sociedad es excesivo y debería limitarse a menos del 30% del aporte energético diario.

Las grasas saturadas (“colesterol malo”) deben sustituirse por grasas insaturadas (“colesterol bueno”) que abundan en el aceite de oliva y los pescados azules, y debemos tratar de reducir al mínimo la ingesta de los alimentos con grasas saturadas, como la margarina, mantequilla y frituras.

La mantequilla proviene de la leche, tiene un sabor y color natural y contiene 750 calorías x 100 gramos, un 80-85% de grasas, de las cuales 60% son grasas saturadas y el resto grasas insaturadas. Es rica en vitaminas A, D y E, contiene proteínas y minerales como calcio, fósforo, sodio, potasio y magnesio y aumenta la absorción de gran cantidad de nutrientes que se encuentran en otros alimentos.

La margarina proviene del procesamiento industrial de grasas insaturadas de origen vegetal al 100%, o complementadas con otras de procedencia animal (mixtas). Se emplean, para ello, aceites de soja, maíz, oliva y girasol, los cuales tienen gran cantidad de ácidos grasos insaturados saludables, como el oléico y el linoléico. En su elaboración y para solidificarla se añade colesterol malo o grasas trans. Por ello, cuanto más sólida menos saludable. El sabor de la margarina se obtiene mediante aditivos artificiales como colorantes, aromatizantes, estabilizantes, antioxidantes y conservantes, contiene 900 calorías x 100 gramos y disminuye la acción inmunológica del organismo, así como el efecto de la insulina.

Las dos, mantequilla o margarina, se deben consumir en muy pequeñas cantidades y esporádicamente, dada su concentración en grasas saturadas y su alto contenido calórico.

Como resumen, quiero animarle a consumir setas y champiñones y a restringir el consumo de margarina y mantequilla.

Mucho ánimo con su estilo de vida saludable”.

Paula Jiménez Fonseca

Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/

Un Comentario

  1. ¡Muchas gracias!

    Habrá que introducir entonces más modificaciones en la alimentación.

    Un saludo.

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.