Comer para vencer al cáncer

Un ‘supertomate’ contra el cáncer

| 0 Comentarios

Tiene apariencia de tomate, pero su llamativo color morado no es el habitual de este fruto. De él se dice que su alto contenido en antocianina, un antioxidante que se encuentra presente de forma natural en zarzamoras, arándanos y frambuesas, puede ayudar a la población a prevenir enfermedades como el cáncer. El problema es que este ‘supertomate’, desarrollado por científicos en Ontario (Canadá), es fruto de la ingeniería genética.

tomate-purpura--644x362

 

Los investigadores tomaron dos genes implicados en la coloración roja de los pétalos de la dragoniana –una planta mediterránea- y los introdujeron en los de una tomatera. Esta modificación es la que permite que se desarrolle la antocianina cuando los tomates maduran con un intenso color morado.

El ‘supertomate’ está ya listo para su consumo, aunque las restrictivas leyes de la UE sobre alimentos transgénicos ponen de momento en duda su comercialización. Sí podría convertirse en un producto habitual de los supermercados en Estados Unidos dentro de uno o dos años.

¿Consumir o no consumir el tomate morado?

Pese a sus aparentes bonanzas, la población sigue siendo escéptica respecto a los beneficios para la salud que podría tener una planta modificada genéticamente. Una encuesta realizada en el año 2010 a ciudadanos europeos reveló que por cada partidario de esta práctica había tres detractores.

La doctora Paula Jiménez Fonseca también se muestra escéptica. “Recordemos que este tomate morado transgénico se ha producido mediante ingeniería genética con el fin de conseguir un alimento con altas concentraciones de antioxidantes, es decir, de sustancias con efecto antitumoral”, subraya. Para la doctora, los científicos que lo han desarrollado “todavía están en la etapa de demostrar mediante pruebas de seguridad alimentaria si efectivamente causa, en la salud de los humanos, esos efectos positivos buscados”.

Hasta que no se realicen esas pruebas, Jiménez Fonseca cree que lo más prudente es consumir tomates naturales o ecológicos “que son aquellos cultivados en nuestras huertas, madurados al aire libre y tratados con productos químicos controlados”.

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.