Comer para vencer al cáncer

Consulta a la doctora: “Estoy en tratamiento por un linfoma de Hodgkin y me gustaría saber cómo podría mejorar mi alimentación”

| 0 Comentarios

Hoy nos escribe Ramón:

“Gracias por el blog, hay información muy interesante e importante de considerar.

En este momento estoy en tratamiento por un linfoma de Hodgkin y me gustaría saber cómo podría mejorar mi alimentación, dado que por las quimioterapias hay días que no hay muchas ganas de comer.

Nuevamente gracias y saludos desde Chile”.

Respuesta de la doctora Paula J. Fonseca:

Estimado Ramón:

Ante todo, quiero animarte en tu lucha por superar el linfoma y darte mucha fortaleza para estos meses de tratamiento.

El linfoma Hodgkin es una variedad de tumor derivado de los linfocitos y que se desarrolla en los ganglios linfáticos. Al multiplicarse las células tumorales el ganglio aumenta de tamaño, es lo que se conoce como adenopatía y es habitual que se localice en el cuello (cervical) o por encima de la clavícula (supraclavicular). Suele afectar a personas entre los 15-35 años o mayores de 50 años.

Los pacientes tienen un déficit de los linfocitos, su sistema inmune está debilitado y son frecuentes las infecciones. Estas son más frecuentes en pacientes que reciben quimioterapia, que reduce aún más la inmunidad.

La dieta saludable o mediterránea, como se recoge en Comer para vencer al cáncer, es la que debes seguir y está basada en el consumo de:

  • hasta 5 raciones de frutas AL DÍA, al menos una pieza de un cítrico y verduras, incluyendo cada día ajo y cebolla.
  • legumbres, 3 veces por semana.
  • pescado azul cocinado al horno, 3 día a la semana.
  • yogur o leche fermentada y sus derivados a diario.
  • cereales, avena, germen de trigo y arroz, ricos en vitamina B6 y selenio, a diario.
  • añadir cúrcuma o pimienta y semillas de sésamo a los alimentos.
  • eliminar los alimentos procesados, refinados, la bollería industrial y las bebidas gaseosas.
  • moderar el consumo de carne roja, unos 2 días a la semana, y suprimir los embutidos.

Esto lo debes combinar con ejercicio físico diario y la ingesta de hasta 6-8 vasos de agua al día. Algún vaso de agua lo puedes sustituir por infusiones que fortalecerán tus defensas como el rooibos, té verde, tomillo, achicoria, cardo mariano.

De todos modos, recuerda que no debes tomar ningún concentrado ni ningún producto que potencie mucho tu sistema inmune porque podrían interferir con el tratamiento oncológico y con la destrucción de las células tumorales.

El linfoma Hodgkin es un tumor que puede curarse, aunque esto depende fundamentalmente de la extensión y tamaño. Por ello, es importante mantener una actitud positiva y de lucha en todo momento y contribuir, con una vida sana, a que el organismo se mantenga fuerte para tolerar los tratamientos.

Ánimo con tu compromiso por cuidar tu salud”.

Paula Jiménez Fonseca

Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.