Comer para vencer al cáncer

9788484596714m

noviembre 25, 2016
por Iván Alonso
0 Comentarios

Factores protectores y de riesgo de cáncer en la dieta

Factores protectores Factores de riesgo
-Fibra

-Frutas y verduras

-Carotenoides

-Compuestos azufrados

-Compuestos fenólicos

-Fitoesteroles

 

 

-Exceso de proteínas animales

-Exceso de grasa (radicales libres)

-Alcohol

-Aflatoxinas (almacén de cereales, frutos secos, especias)

-Compuestos N-nitrosos (nitrosamidas y nitrosaminas)

-Carcinógenos naturales: nitratos, hidracinas, alcaloides.

-Hidrocarburos aromáticos policíclicos y aminas aromáticas heterocíclicas producidas en el asado, fritura o ahumado de los alimentos.

Paula

noviembre 24, 2016
por Iván Alonso
0 Comentarios

Poder anticarcinógeno de la dieta mediterránea

Es importante considerar la dieta en su conjunto sin tratar de aislar los alimentos o sus componentes, teniendo en cuenta las posibles interacciones entre ellos. Se considera que una dieta mixta puede contener entre 60.000 y 100.000 componentes bioactivos distintos potencialmente útiles para disminuir el riesgo de padecer enfermedades crónicas. De aquí surge el concepto de capacidad antioxidante de la dieta y de él una nueva definición de Dieta Mediterránea, considerándola como aquella que suministra diariamente 3.500 unidades de antioxidantes; tiene en cuenta además la relación entre grasa monoinsaturada y saturada, el consumo de fibra y de fitoesteroles. Este patrón alimentario del que nos hemos ido alejando paulatinamente en España desde hace algunas décadas incluye mayoritariamente el consumo de legumbres, frutas, verduras, cereales poco o nada procesados, frutos secos, aceite de oliva y cantidad muy moderada de proteínas animales representadas principalmente por pescado, derivados lácteos y aves de corral. La Dieta Mediterránea, como se recoge en Comer para vencer al cáncer pp. 35, ha demostrado tener un papel protector no solo frente a enfermedades cardiovasculares y metabólicas sino también frente a ciertos tipos de cáncer, como veremos más adelante.

Además, hay que tener en cuenta el almacenamiento y procesado de los alimentos, ya que puede afectar al contenido en componentes protectores (ver Comer para vencer al cáncer pp. 60). Así, con respecto a la biodisponibilidad de los compuestos bioactivos contenidos en los alimentos de origen vegetal, hay que tener en cuenta que muchos de ellos son sensibles a la oxidación, por lo cual pueden alterarse durante el almacenamiento, cocinado u otro tipo de procesamiento. Otros componentes bioactivos están en el alimento como precursores y deben hidrolizarse para ser absorbidos, de forma que las enzimas que actúan en ese paso condicionan su biodisponibilidad; en estos casos el tratamiento culinario es especialmente importante, ya que el calor destruye las enzimas.

Paula Jiménez Fonseca 
Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/
cubierta comer vencer cáncer impresión.indd

noviembre 22, 2016
por Iván Alonso
0 Comentarios

Poder anticarcinógeno de los vegetales y la fibra dietética

El consumo de fibra dietética presente solo en alimentos vegetales se ha relacionado con reducción de riesgo de distintos tipos de cáncer del tracto gastrointestinal, es decir, los tumores del aparato digestivo, principalmente el de colon y recto y también el de  estómago, páncreas y esófago.

La fibra absorbe y diluye sustancias potencialmente cancerígenas que pueden estar presentes en el colon y fija ácidos biliares limitando su trasformación en potenciales carcinógenos. Asimismo, disminuye el tiempo de tránsito intestinal, con lo que hay menos tiempo de contacto con posibles carcinógenos. Modifica la microbiota intestinal, lo que puede evitar el crecimiento de cepas que degraden los ácidos biliares. Los ácidos grasos de cadena corta producidos en la fermentación colónica acidifican el medio, limitando la acción de la 7-α hidroxilasa y con ello, la producción de ácidos biliares secundarios. El butirato producido en la fermentación reduce la degeneración de las criptas de la mucosa, reduciendo la aparición de neoplasias, y actúa en la regulación del sistema inmunitario en el intestino.

Paula Jiménez Fonseca 
Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/
9788484596714m

noviembre 21, 2016
por Iván Alonso
0 Comentarios

Poder anticarcinógeno de los vegetales y alimentos ricos en compuestos bioactivos

Estos compuestos son ubicuos en el reino vegetal, aunque rara vez se encuentran en una sola familia, por lo que es importante considerar la dieta en su conjunto (Tabla). En algunos alimentos de origen animal también se encuentran compuestos bioactivos como los ácidos grasos omega 3, péptidos de los lácteos, luteína de la yema de huevo, etc.

 Tabla. Principales componentes bioactivos y alimentos que los contienen y que deberíamos añadir a nuestra dieta diaria

 

Carotenoides

βCaroteno: hortalizas y frutas de color naranja

Licopeno: tomates, pimiento rojo, pomelo rojo, sandía

βcriptoxantina: naranja, papaya

Luteina, zeaxantina: maíz, aguacate, melón, verduras de hoja verde.

 

Compuestos azufrados

Glucosinolatos (Sulforafano, isotiocianato): crucíferas, ajo, cebolla, mostaza

Aliina, dialilsulfuro: cebolla, cebollino, ajo, puerro

Compuestos fenólicos Catequinas y proantocianidinas: manzanas, uvas, legumbre, frutos secos, cacao, té

Hesperidina: cítricos

Resveratrol: piel de las uvas, arándanos, vino,

Fitoestrógenos: soja y derivados, legumbres en general, frutos secos, brócoli, ajo, zanahorias

Quercetina, kamferol, antocianidinas: brócoli, tomates, uvas, puerros, lechuga,arándanos

Hidroxitirosol, á cumárico: aceite de oliva

Á Gálico: Té, uvas

Á clorogénicos: café verde

Curcuminoides: Cúrcuma

Lignanos: cereales, café, vino, té

Fitoesteroles Legumbres, cereales, frutos secos
Paula Jiménez Fonseca 
Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/
Paula

noviembre 18, 2016
por Iván Alonso
0 Comentarios

Enfrentarse al cáncer: consejos para el control de las emociones

Usted no puede cambiar el diagnóstico de la enfermedad, pero sí modificar determinadas cosas para tener un mayor control de la situación. Para el control de las emociones es recomendable:

  • Pedir apoyo a familiares, amistades y otras personas. Puede ser muy útil tener a alguien que se interese por ti y te escuche. Si tus amigos o familiares no te pueden dar el apoyo que necesitas, encuentra a otros que sí puedan. Los profesionales de la salud, tales como los trabajadores sociales, psicólogos u otros profesionales médicos y grupos de apoyo o asociaciones representan fuentes adicionales de ayuda.
  • Obtén apoyo espiritual a través de la oración, meditación u otras prácticas que te ayuden a sentirte más tranquilo.
  • Encuentra la manera de expresar tus sentimientos, ya sea a través de la conversación, la música, la pintura, la escritura, el deporte u otros hobbies.
  • Presta atención a tus necesidades físicas de descanso, nutrición y otras medidas de autocuidado.
  • Respeta el descanso nocturno y los horarios de sueño, date un baño o bebe una infusión relajante antes de dormir. Recuerda que dormir es una medicina para la mente y el cuerpo. Al despertar la luz brilla más que antes.
  • Consigue privacidad en tiempo y espacio. Intenta que tu entorno y tu día a día se adapten a los cambios que conlleva una enfermedad, sin exceso de protección ni de supervisión.
  • No olvides nunca lo que vales tú y tu salud. Recuerda poner energía, coraje, motivación y fortaleza en la lucha contra el tumor.
  • Habrás oído decir que la actitud es todo, pero recuerda que no todos los días serás capaz de tener una actitud positiva. Esto también está bien y no tiene repercusiones negativas para tu enfermedad, habrá muchos días buenos pero también alguno malo.
  • Averigua qué fue lo que benefició a otros pacientes y sus familiares para convivir con el cáncer o conversa con otras personas que hayan sido diagnosticadas con el mismo tipo de cáncer. Los grupos de apoyo son de ayuda para este objetivo, pero huye de comparaciones con otras personas o consejos de conocidos que no saben cuál es tu tumor y por tanto no tendrán la información suficiente como para darte indicaciones.
  • Haz cambios en tu hogar para crear un ambiente más saludable o habla con tu médico acerca de cómo hacer más saludable tu estilo de vida.
  • Realiza, si te es posible, actividad física ligera como gimnasia, pilates, baile o paseos cada día. Recuerda que el deporte fortalece, tonifica y revitaliza, inclúyelo en tu rutina diaria.
  • Es importante cuidar el aspecto físico, ya que es sabido que “verse bien hace sentirse mejor”.
  • Haz planes de futuro, como escapadas de fin de semana, reuniones con amigos o familiares o trabajos manuales, ya que los planes alimentan las ilusiones.
  • No dejes de hacer lo que tanto te gustaba y lo que llenaba tus horas si te ves capaz.
  • Confía en los profesionales que te tratan, en los tratamientos que te administran y únete a ellos en tu lucha contra el cáncer. Recuerda que confiar y luchar son el primer paso para superar la enfermedad.

El diagnóstico de un tumor es algo estresante que causa un gran impacto y conmoción, pero que en la mayoría de personas viene seguido de un gran deseo de superar la enfermedad y de una actitud de lucha.

Algunas personas, sin embargo, no logran superar el impacto inicial y se sienten tristes todo el tiempo, tienen dificultad para dormir o pensamientos sobre el final de la vida. Esto suele indicar que se necesita ayuda profesional. Otras señales de mal afrontamiento de la enfermedad y, por tanto, de necesitad de ayuda, incluyen los sentimientos de pánico, ansiedad intensa o el llorar continuamente. Hable con su médico o enfermera si cree que pudiera necesitar ayuda profesional.

Paula Jiménez Fonseca 
Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/
Paula

noviembre 17, 2016
por Iván Alonso
0 Comentarios

Consejos emocionales para afrontar un cáncer. Enfrentarse al cáncer: “conocerlo”, primer paso para afrontarlo

Cuando hay que afrontar una experiencia difícil como es el cáncer, la mejor estrategia es disponer de toda la información sobre esta enfermedad, el tipo de cáncer que padece, su tratamiento y su evolución. El conocimiento le ayudará a disminuir el temor a lo desconocido.

La búsqueda de información segura y actualizada y la comunicación con sus familiares, amigos y el equipo de profesionales de atención médica le proporcionará los recursos necesarios para el control de la situación y para tomar decisiones, en definitiva, para afrontar la enfermedad.

Es importante analizar sus sentimientos acerca de lo que supone padecer este tumor y cómo puede cambiar su perspectiva sobre la vida personal, familiar y de relación y sobre sus aspiraciones profesionales y crecimiento personal.

Es habitual sentir ansiedad ante la consulta médica y miedo al tratamiento y a la evolución. Para evitar la sensación de que no te has enterado bien de la información o se te ha olvidado alguna pregunta importante, hay consejos que pueden ayudarle a que las citas médicas sean tan útiles como sea posible:

  • Haga una lista de preguntas para su equipo de cuidado médico.
  • Acuda acompañado por un familiar o amigo para poder comparar la información y brindarle apoyo.
  • Tome notas. Si alguien usa una palabra que no conoce, pídale que la deletree y le explique el término.
  • Pídale a su equipo de cuidado médico que le explique las cosas que no entiende o que le repita lo que no le haya quedado claro.
  • Lea atentamente todas las hojas con consejos que le facilite el personal sanitario, tanto sobre organización como sobre los tratamientos u otros aspectos.
Paula Jiménez Fonseca 
Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/
Paula

noviembre 16, 2016
por Iván Alonso
0 Comentarios

Consejos nutricionales para pacientes con tumores neuroendocrinos y diarrea

Los problemas metabólicos y nutricionales debidos a los TNE gastroenteropancreáticos (GEP) suelen deberse a la producción de hormonas y a otras sustancias que causan mala digestión, diarrea y alteraciones del movimiento del tubo digestivo.

Además, los tratamientos del tumor, fundamentalmente la cirugía, asocian modificaciones anatómicas y funcionales muy importantes en el aparato digestivo, como las gastrectomías (resección o eliminación del estómago), resecciones en el intestino y en el páncreas que pueden afectar a la alimentación y a la digestión. Las complicaciones de los tratamientos médicos también producen cambios que afectan a la alimentación, dificultando en ocasiones la ingesta o las digestiones.

Las alteraciones electrolíticas (de las sales minerales y del agua corporal) pueden ocasionar problemas en el metabolismo. Los niveles de azúcar, lípidos y proteínas en la sangre pueden informarnos sobre alteraciones en su regulación.

Las recomendaciones dietéticas y nutricionales son de gran importancia para poder controlar los problemas de alimentación, digestión y del metabolismo que se asocian a los TNE. Por eso, los pacientes con TNE deben ser evaluados en conjunto por un equipo multidisciplinar que incluya expertos en nutrición, que conozcan todas las particularidades que presentan estos pacientes en su manejo para poder hacer una suplementación nutricional correcta.

RECOMENDACIONES PARA PACIENTES CON DIARREA

Información disponible en Comer para vencer al cáncer páginas 94-95

Recomendaciones nutricionales a considerar:

  • Beba al menos 2-3 litros de líquidos al día para mantenerse hidratado: agua, infusiones, caldo de arroz y zanahorias. Evite el té y el café (por la teína y cafeína).
  • Tome pequeñas cantidades de alimentos a temperatura ambiente o templada.
  • Consuma alimentos bajos en fibra, como arroz blanco, pasta, pan blanco y puré de patatas.
  • Tome las verduras blandas como el calabacín, la calabaza, la zanahoria, los puerros o la remolacha, cocidas o en puré.
  • Tome frutas enlatadas o cocidas sin piel, como plátanos y puré de manzana.
  • Consuma pavo o pollo, carnes magras, pescado blanco y huevos cocidos.
Factores agravantes:

  • Limite el aporte de fibra insoluble y grasas.
  • Evite las temperaturas extremas en los alimentos (no coma alimentos ni muy calientes ni muy fríos).
  • Evite los alimentos estimulantes como café, té, chocolate y picantes, ya que pueden alterar el movimiento intestinal.
  • Suprima de su dieta los alimentos que se asimilan mal como la leche, debido a la deficiencia de lactasa.
  • Suprima de su dieta la leche, los quesos grasos, las verduras (especialmente las de hoja verde y las coles), las legumbres, los alimentos integrales, las carnes rojas.
  • Suprima de su dieta los alimentos que producen gases, como alubias, cebollas, bebidas con gas y chicles.
  • Suprima de su dieta alimentos ricos en fibra como brócoli, maíz, alubias, guisantes, col y coliflor, verduras y frutas crudas o frutos secos.
  • Suprima de su dieta bebidas alcohólicas y caramelos con sorbitol.

MENÚ: DIETA ASTRINGENTE

DESAYUNOS (a elegir)
–   Leche sin lactosa y edulcorante o yogur natural desnatado.

–   Pan blanco tostado con aceite/mantequilla

–   Zumo de manzana natural/manzana rallada, hervida o asada/plátano maduro

–    Batido de leche sin lactosa/yogur natural desnatado con plátano maduro.

–    Pan blanco tostado con aceite/ mantequilla y jamón cocido/ fiambre de pavo

–    Leche sin lactosa y edulcorante o yogur natural desnatado.

–    Cereales de desayuno no integrales y no azucarados.

–    Zumo de manzana natural/manzana rallada, hervida o asada/plátano maduro

COMIDAS PRINCIPALES   
DÍA 1
ALMUERZO

– Crema de zanahorias

– Bacalao al horno con puré de patatas

– Pan tostado y fruta*

CENA

– Sopa de arroz

– Revuelto de claras con patatas cocidas

– Pan tostado y yogur desnatado

 DÍA 2
ALMUERZO

– Puré de patatas

– Guiso suave de pollo con zanahorias

– Pan tostado y fruta*

CENA

– Crema de calabacín

– Filete de perca en salsa suave con arroz salteado

– Pan tostado y fruta*

DÍA 3
ALMUERZO

– Macarrones salteados con calabacín

– Gallo a la plancha

– Pan tostado y fruta*

CENA

– Sopa de fideos con picatostes

– Tortilla de claras con zanahoria cocida

– Pan tostado y fruta*

DÍA 4

ALMUERZO

– Puré de patata y calabaza

– Filete de pavo a la plancha

– Pan tostado y fruta*

CENA

– Sopa de arroz

– Dorada al horno con patatas panaderas

– Pan tostado y fruta*

DÍA 5
ALMUERZO

– Calabacín salteado con zanahorias

– Patatas guisadas con rape en salsa suave

– Pan tostado y yogur desnatado

CENA

– Crema de calabaza

– Filete de pollo plancha

– Espaguetis salteado

– Pan tostado y fruta*

MEDIA MAÑANA Y MERIENDAS
– Fruta* (manzana pera rallada/ hervida/asada, compota de membrillo, plátano maduro) – Yogur natural o de sabores
– Yogur natural desnatado/leche sin lactosa

– Zumo de manzana natural/manzana rallada, hervida o asada/plátano maduro

 

– Infusión (manzanilla, tila, menta, anís) o zumo de manzana natural

– Pan blanco tostado con aceite/mantequilla y jamón cocido/fiambre de pavo

*frutas enlatadas o cocidas sin piel, como plátanos y puré de manzana.

Paula Jiménez Fonseca 
Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/
cubierta comer vencer cáncer impresión.indd

noviembre 15, 2016
por Iván Alonso
0 Comentarios

10 de noviembre: Día Internacional de los tumores neuroendocrinos

El día 10 de noviembre participé en la 1ª Jornada NET ESPAÑA, la primera reunión de la Asociación española de pacientes con tumores neuroendocrinos.

En dicha jornada, distintos profesionales dimos charlas formativas y respondimos a dudas de los pacientes.

Bajo el lema: “Si oyes ruidos de cascos piensa en caballos, pero ojo porque podrían ser cebras (TNE)” se quiere llamar la atención sobre estos tumores que suponen el 5% de todos los cánceres digestivos y en los que el diagnóstico se demora una media de 7 años porque se confunden con otras enfermedades más comunes.

Los tumores neuroendocrinos (TNE) comprenden un gran grupo de tumores muy variable y poco frecuente que se caracterizan por un crecimiento relativamente lento, porque son capaces de secretar hormonas y por presentarse a una edad menor que otros tumores del tubo digestivo, alrededor de los 50 años.

Los TNE pueden aparecer en prácticamente cualquier órgano del cuerpo, porque las células neuroendocrinas se distribuyen por todo el organismo. Sin embargo, suelen presentarse de forma más frecuente en el tubo digestivo y en el páncreas. También pueden originarse en la glándula tiroides, paratiroides, suprarrenal, hipófisis y cresta neural, o bien en otros órganos como los pulmones, el riñón, la vejiga, la próstata, las vías biliares o en la piel.

En la siguiente tabla se resumen los diferentes tipos de TNE según la localización, la funcionalidad (liberan hormonas o no), la diferenciación del tejido tumoral (los de mejor pronóstico son los bien diferenciados= bajo grado= grado 1) y la extensión.

Localización
Funcionalidad
Diferenciación
Extensión
Gastroentero-
pancreáticos (GEP)
Funcionantes
De bajo
grado,
Grado 1
Localizado
No gastoentero-
pancreáticos (no-GEP).
No
funcionantes
De grado intermedio,
Grado 2
Localmente avanzado
TNE funcionantes del
tracto intestinal
TNE pancreáticos
funcionantes
De alto
grado,
Grado 3
Metastásico

 

Su gran variabilidad y el ser poco frecuentes lleva a la necesidad del manejo en centros de referencia y por profesionales expertos dentro de comités multidisciplinares. El diagnóstico y tratamiento apropiado de los TNE es complejo y necesita de diferentes disciplinas, como las clínicas (endocrinólogos y oncólogos), las radiológicas (radiólogos y nucleares), de laboratorio, patólogos y cirujanos.

Paula Jiménez Fonseca 
foto-net-espana
Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/
9788484596714m

noviembre 14, 2016
por Iván Alonso
0 Comentarios

Recomendaciones nutricionales para prevenir y superar un cáncer

El cáncer es una enfermedad genética pero producida sobre todo por una exposición ambiental, de manera que los estilos de vida juegan un papel importante, pudiendo prevenir el desarrollo de tumores o favoreciendo su aparición. En este sentido, las recomendaciones de la World Cancer Research Fund y el Instituto Interamericano para la Investigación del Cáncer (WCRF/AICR) que se recogen en Comer para vencer al cáncer pp. 29-36 incluyen aspectos relacionados con la alimentación y el mantenimiento de un peso corporal adecuado durante la vida adulta:

  • Evitar el aumento de peso y el aumento de la circunferencia de cintura durante toda la vida. Para ello conviene disminuir la densidad energética de la dieta, procurando no sobrepasar las 125 kcal/100 g. y realizar actividad física moderada al menos 30 minutos diarios y aumentar hasta llegar a 60 minutos diarios de actividad moderada o 30 minutos diarios de actividad física de mayor intensidad. Limitar el sedentarismo.
  • Reducir el consumo de bebidas carbonatadas.
  • Restringir o evitar la “comida rápida”.
  • Consumir diariamente 5 raciones (≥ 600 g.) de hortalizas y verduras poco feculentas y variadas, cereales mínimamente procesados o sin procesar y legumbres, de modo que se garantice el aporte de al menos 25 g. diarios de polisacáridos no feculentos.
  • Limitar el consumo de proteínas animales: si se consumen carnes rojas, no superar la cantidad de 300 g. a la semana y disminuir o eliminar el consumo de carnes procesadas (curado, ahumado, etc.)
  • Si se consume alcohol, no superar la cantidad de dos unidades diarias los hombres y una las mujeres (1 unidad = 10-15 g. alcohol).
  • Restringir o evitar los alimentos conservados en salazón o salmuera y los que tengan mucha sal para que la ingesta diaria sea inferior a 5 g. de sal (2 g. de sodio).
  • Fomentar la lactancia materna, ya que protege tanto a la madre como al hijo.
  • Aumentar la proporción de la población que alcance una nutrición adecuada sin recurrir al consumo de suplementos.

Buscando un patrón alimentario que responda a estas recomendaciones, epidemiológicamente se ha observado que una alimentación rica en alimentos de origen vegetal puede reducir el riesgo de algunas enfermedades crónicas relacionadas con el estrés oxidativo, entre ellas el cáncer, debido a la existencia de compuestos bioactivos que actúan en distintas fases de la carcinogénesis, interviniendo en procesos de reparación de ADN, respuesta inflamatoria, regulación hormonal, apoptosis, diferenciación celular, metabolismo de carcinógenos, etc.

Paula Jiménez Fonseca 
Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/
Paula

noviembre 9, 2016
por Iván Alonso
2 Comentarios

Consulta a la doctora: “Mi novia fue operada de cáncer de tiroides. Quisiera saber qué tipo de sal puede consumir”

Hoy nos escribe Ismar:

“Mi novia fue operada de cáncer de tiroides en agosto de este año y va a tener una sesión de yodo radioactivo el 28 de noviembre próximo. En relación a la dieta pobre en yodo, quisiera saber qué tipo de sal puede consumir; ya sé que la no yodada, pero estuvimos buscando en varios supermercados (Mercadona, Lidl, HiperDino, El Corte Inglés) y herbolarios una sal pobre en yodo y no encontramos. Vivimos en Tenerife, si nos pudiese orientar y decir qué sal comprar, porque si no, de lo contrario, tendría que hacer la dieta sin sal y a ella tiende a bajársele la presión arterial, por lo cual cero sal tal vez no le siente muy bien.

Y otra duda que tenemos es con respecto al agua: le recomendaron que tomara una de mineralización pobre, como la Bezoya. ¿Qué nos aconseja al respecto?

Muchas gracias por la información”.

Respuesta de la doctora Paula J. Fonseca:

“Estimado Ismar:

Os felicito por el compromiso con realizar una dieta idónea durante el tratamiento con yodo radioactivo.

En relación a tus 2 consultas:

La sal habitual es no yodada, por lo que si compráis una con etiquetado de SAL será sin yodo. La sal que lo lleva se llama SAL YODADA. La sal de mayor calidad suele venderse en farmacias y es preferible que sea también pobre en sodio como NOVOSAL.

En cuanto a la sal que se usa para preparar comida prefabricada y para los envasados, suele ser yodada, por ello debéis consumir solo alimentos frescos cocinados en casa.

– El agua debe ser de mineralización pobre y una de las marcas comerciales que cumple este requisito es, como bien indicáis, Bezoya.

Para ampliar información sobre la dieta pobre en sal, consulte otras entradas de este blog:

http://bit.ly/2fDj7fD

http://bit.ly/2fm4hKX

Con nuestros mejores deseos de que podáis disfrutar de una comida agradable en este mes, a pesar de la necesaria carencia en yodo que limitará los alimentos a consumir”,

Paula Jiménez Fonseca 
Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/