Comer para vencer al cáncer

enero 18, 2017
por Iván Alonso
0 Comentarios

Consulta a la doctora: “Quisiera saber cómo preparar infusiones de tomillo. He leído que su consumo ayuda durante la quimioterapia”

Hoy nos escribe Julieta:

“Quisiera saber cómo preparar infusiones de tomillo y la dosis.
Mi madre recibió hace poco su primera quimioterapia y he leído que el tomillo es muy bueno. Gracias”.

Respuesta de la doctora Paula J. Fonseca:

“Estimada Julieta:

Las propiedades medicinales y el modo de consumo del TOMILLO los encontrarás en Remedios Naturales para Síntomas Habituales en el capítulo INFECCIÓN, puesto que su mayor beneficio es para combatir infecciones, sobre todo respiratorias. Esto se debe a su poder antiséptico, desinfectante, balsámico y antitusígeno (frenador de la tos). Su acción es efectiva en el aparato digestivo, el respiratorio y el genitourinario, sobre las mucosas de la boca y garganta, así como en las infecciones de los órganos genitales y la piel.

El beneficio en pacientes con cáncer no sólo se debe a que previene las infecciones, sino y sobre todo a su acción tonificante del organismo y, por tanto, se recomienda en casos de agotamiento físico y psíquico.

También estimula el apetito, favorece la digestión y tiene efecto depurativo y diurético.

Administrado en baños o cataplasmas, actúa como antirreumático y aplicado en loción o fricción sobre el cuero cabelludo fortalece el cabello.

La infusión se prepara con 20-30 g. de las sumidades de la planta de tomillo por litro de agua. Se pueden tomar hasta 5 tazas diarias.

La infusión concentrada (50-60 g. por litro) adquiere un efecto estimulante similar al del té o café, pero sin los inconvenientes de estos puesto que no contiene teína.

Seguro que a su madre le resulta agradable el sabor de la infusión de tomillo, además de saludable. Puede endulzarla con estevia o un poquito de miel si no es diabética y mezclarla con zumo de limón.

Le felicitamos por el apoyo a su madre en la lucha contra el cáncer”.

Debajo le mostramos toda la información sobre el Tomillo recogida en Remedios Naturales para Síntomas Habituales:

Tomillo blog Comer para vencer al cáncer

Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/

enero 17, 2017
por Iván Alonso
0 Comentarios

Asociación entre alcohol y cáncer de próstata

El cáncer de próstata es el más frecuente en varones en España y el segundo en el mundo. Se asocia fundamentalmente con la edad avanzada.

Un estudio reciente publicado en la prestigiosa revista BMC Cancer en 2016 ha confirmado que el consumo de más de 1 vaso de alcohol al día aumenta el riesgo de cáncer de próstata.

La relación entre alcohol y cáncer de próstata ha quedado claramente establecida. Así, beber dos vasos de alcohol al día aumenta el riesgo un 8%, 6 vasos diarios un 14% y más de 6 vasos al día un 18%.

De este modo, son ya 10 los cánceres en los que se ha confirmado una asociación con el consumo de alcohol y son los cánceres de: boca, faringe, esófago, colon, recto, hígado, mama, páncreas, próstata y piel (melanoma).

Por ello, como se recoge en Comer para vencer al cáncer debemos limitar el consumo a no más de un vaso de alcohol al día. No debemos tomar tampoco bebidas gaseosas ni comerciales. Lo ideal es alternar el agua con infusiones de plantas medicinales como todas las recogidas en Remedios Naturales para Síntomas Habituales.

Para ampliar información: http://bit.ly/2jkjKh2

Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/

enero 11, 2017
por Iván Alonso
0 Comentarios

2ª receta de zumos anticáncer: zumo rojo con ajo

El ajo es el alimento estrella en propiedades medicinales, puesto que combate cualquier proceso de inflamación, infección y el cáncer. El ajo y la cebolla son el TOP 2 en Comer para vencer al cáncer.

El zumo con ajo y alimentos ricos en licopeno, además de para combatir el cáncer, es bueno para personas con enfermedades del corazón y se elabora mezclando y triturando:

  • 1 diente de ajo

  • 1 pepino pelado

  • 300 g. de tomate cherry

  • unas hojas de cilantro y de menta

Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/

enero 10, 2017
por Iván Alonso
0 Comentarios

Recetas de zumos anticáncer

Estimados pacientes, familiares y personas que deseáis cuidar vuestra salud y comer sano para prevenir el cáncer:

En las próximas semanas y hasta el Día Mundial del Cáncer, 4 de febrero, vamos a publicar 2 recetas por semana, 8 en total, de ZUMOS ANTICÁNCER. Cada una de ellas se basará en 1 de los alimentos del TOP 10 anticáncer recogidos en Comer para vencer el cáncer. El Top 9, yogur, pan y el 10, aceite, son alimentos que debemos consumir a diario por sus grandes propiedades.

Estas recetas y los alimentos que se incluyen en ellas tienen claras propiedades antioxidantes, es decir, reparan el daño celular causado por sustancias ambientales y por el envejecimiento. De ahí que sirvan especialmente para prevenir o combatir los 2 tumores más frecuentes y más asociados con la edad, el de próstata en varones y el de mama en mujeres, y también los cánceres de todo el tubo digestivo, desde el esófago hasta el colon.

Si accedéis a la noticia a través de Facebook podéis votar si os gusta. Después del Día Mundial del Cáncer indicaremos qué receta es la de mayores propiedades y cuál la que más ha gustado.

1ª RECETA: ZUMO VERDE DE COL

Las coles son el alimento estrella en propiedades antitumorales y el TOP 1 en Comer para vencer al cáncer.

El zumo de col es depurativo y detoxificante y se elabora mezclando y batiendo:

  • 125 g de col rizada triturada

  • 1 plátano

  • 1 pera

  • 125 ml. de néctar de mango

Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/

enero 4, 2017
por Iván Alonso
0 Comentarios

Menú diario saludable y “ligero” para los días posteriores a ingestas copiosas

Después de una comida o cena copiosa, es bueno asegurar la ingesta de agua y alimentos depurativos como las verduras y frutas.

Se debe comenzar el día bebiendo un vaso de agua templada con el zumo de un limón y el aceite obtenido al machacar un diente ajo.

Desayuno

Una pieza de fruta cítrica: naranja o kiwi.

Pan o cereales integrales, no refinados, preferiblemente avena.

Yogur o café.

Media mañana

Zumo obtenido mediante licuado de zanahoria, apio, perejil, remolacha, manzana y otras verduras a gusto.

Comida

Preferiblemente antes de iniciar la comida o bien como postre, 1-2 rodajas de piña natural que se puede sustituir por una pieza de fruta de temporada.

Menestra de verdura o ensalada variada a la que se puede añadir queso fresco, huevo cocido o marisco. Entre las verduras incluir cebolla, ajo y apio.

30 gramos de pan integral.

Merienda

Infusión de rooibos. Pieza de fruta: manzana.

Cena

1º plato: sopa o puré de verduras (calabaza, zanahoria, tapioca, cúrcuma y pimienta).

2º plato: pescado al horno o tortilla francesa.

2 yogures naturales.

30 g. pan

Al acostarse: infusión con pasiflora/espino blanco, melisa y/o valeriana.

Alimentos con pocas calorías para enriquecer platos: setas, champiñones, puerros, espárragos, apio, pepino, nabo, alcachofas, lechuga, verdura de hoja verde, cítricos, manzana.

Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/

diciembre 30, 2016
por Iván Alonso
0 Comentarios

Alcohol: ¿Se puede consumir en Navidad?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) incluye el alcohol en la misma categoría de riesgo de cáncer que el tabaco. De todos los carcinógenos conocidos, el tabaco causa al año más de 1 millón de fallecimientos, el alcohol 600.000 y la contaminación del aire 200.000.

En el caso del alcohol, a diferencia del tabaco, su consumo con moderación tiene ciertas propiedades saludables para prevenir enfermedades cardiovasculares, pero incluso en pequeñas cantidades puede favorecer el cáncer. Se recomienda 1 vaso al día en el caso de las mujeres y no más de 2 en el de los hombres. Por ello, en los días de fiesta sería bueno no consumir alcohol antes de la cena o comida destacada y durante ésta preferiblemente vino o cerveza, sin superar 1 vaso en el caso de las mujeres o 2 en el de los hombres. El truco para repartirlo mejor es tomarlo en vasos pequeños, así una mujer podría tomar 2 vasitos. El cava es una bebida espumosa poco recomendable, pero se “permite” media copita para brindar, teniendo en cuenta que es preferible hacerlo con vino.

La intensidad de la relación del alcohol como causa de cáncer varía según la región corporal. La evidencia es muy sólida para el cáncer de boca, faringe y esófago (el riesgo se multiplica por 4-7 para ≥50 g/día de alcohol, en comparación con ninguna bebida) y lo es menos para el cáncer colorrectal, de hígado y de mama (el riesgo se multiplica por 1.5 para ≥ 50 g/día). La contribución causal del alcohol en el caso del cáncer de páncreas, próstata y piel (melanoma) es menor.

Así mismo, para los cánceres de boca, faringe, laringe y esófago, hay una interacción bien reconocida del alcohol con el tabaquismo, lo que da lugar a un efecto multiplicador sobre el riesgo.

Por todo lo anterior, el consumo de alcohol en estas fiestas debe evitarse o limitarse a un vaso en mujeres y máximo dos en hombre de vino o cerveza, evitando su uso para cocinar.

Debemos ir familiarizándonos con infusiones que pueden sustituir al agua y al alcohol en días señalados aportando un plus de salud como el rooibos, el té, la menta, la lima, la hierbabuena, la salvia, el romero y otras muchas que encontrarás en Remedios Naturales para síntomas habituales.

Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/

diciembre 28, 2016
por Iván Alonso
0 Comentarios

Dulces en Navidad

Los dulces típicos de la Navidad son alimentos con mucho azúcar y grasas. Muchos no podemos evitar consumirlos si tenemos la bandeja con ellos frente a nosotros. Tanto si hemos comido mucho como si hemos intentado moderarnos, tomarlos nos sobrecarga y hace que la digestión sea más pesada.

La fruta es un alimento dulce, digestivo y sabroso que da mucho juego a la hora de elaborar un postre por su colorido y agradable gusto. El yogur y el helado son digestivos y preferibles a la pasta elaborada con harina, huevo, azúcar y manteca que contiene muchas calorías y colesterol.

El yogur y la fruta, especialmente los cítricos, son depurativos, y consumidos después o antes de comidas copiosas facilitan las digestiones.

Ejemplos de postres elaborados con frutas serían:

  1. Brocheta de frutas frescas: piña, mandarina, plátano, manzana, pera, papaya, que se podrían combinar con virutas de chocolate negro con alta concentración de cacao.
  2. Copa fría de cítricos. En varias entradas al blog tienes BATIDOS de frutas en los que dominan los cítricos.
  3. Chupito de mousse de naranja con galleta de avena o muesli o chupito de limón.
  4. Gelatina de fresas o crema de frambuesas.
  5. Helado de piña con hojas de menta.
  6. Manzanas asadas rellenas de nueces y pasas.
  7. Milhojas de requesón con salsa de frutas.
  8. Mus de queso o yogur con mermelada de frutos de rojos.
  9. Yogur con piña o manzana, uva y/o plátano.
  10. Macedonia de trozos de frutas: manzana, pera, uva, piña rehogada con zumo de naranja y limón.

Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/

diciembre 27, 2016
por Iván Alonso
0 Comentarios

Dieta y ejercicio en la lucha contra el cáncer. Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM)

Los oncólogos Guillermo Velasco del Hospital Doce de Octubre y la Dra. Aitana Calvo del Hospital Gregorio Marañón, en representación de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), han grabado un vídeo sobre estilo de vida saludable. En él nos hacen un resumen de la importancia del ejercicio físico y una dieta idónea para luchar contra el cáncer. En su discurso explican qué tipo de ejercicio físico y alimentos son los adecuados, insistiendo en la dieta equilibrada, variada y rica en verduras, frutas y legumbres. También nos desmienten algunas informaciones no basadas en datos con rigor científico, noticias imprecisas que están causando alarma social. Por ejemplo, es falso que los lácteos causen cáncer y, de hecho, como comenta la Dra. Calvo, los yogures (TOP9 en Comer para vencer al cáncer) y uno de sus ingredientes fundamentales, la vitamina D, han mostrado propiedades antitumorales, fundamentalmente frente al cáncer de colon.

Para ampliar información: http://bit.ly/2hp74WP

Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/

diciembre 23, 2016
por Iván Alonso
0 Comentarios

Marisco, elección saludable en Navidad

El marisco incluye a moluscos y crustáceos, entre ellos: almeja, bígaro, berberecho, bogavante, calamar, chipirón, camarón, cangrejo, carabinero, centollo, chirla, cigala, erizo de mar, galera, gamba, langosta, langostino, mejillón, nécora, navaja, ostra, percebe, pulpo, sepia y vieiras. Se trata de un alimento saludable e hipocalórico: unos 100 g. contienen en torno a 100 Kcal. 100 g de carne roja, por ejemplo, cordero, contienen 294 Kcal. Además, su cocinado debe ser sencillo, mediante la cocción y sin aplicar posteriormente reboces ni harinas ni huevo. Se pueden aderezar con jugo de limón, aceite de oliva crudo, una vinagreta y con hierbas aromáticas como albahaca, orégano, cúrcuma, laurel, eneldo, menta.

El mayor problema del consumo de marisco en Navidad es que, al igual que ocurre con los embutidos, suele ser un entrante o guarnición, seguido de un plato suculento de carne o pescado.

Lo ideal sería que el marisco, si se consume, fuese de segundo plato, precedido por unos entrantes o primer plato a base de verduras. En este caso, cualquier marisco o varios combinados podrían ser un segundo plato adecuado, como el salteado de sepia con judía verde y romesco o los langostinos al horno.

Como entrante, el marisco se puede preparar en cóctel o salpicón: por ejemplo, de gambas o langostinos o mejillones en el que predomine la guarnición de ensalada verde con rúcula, canónigos o/y escarola aderezado con una vinagreta o cebolla caramelizada. También se puede aprovechar el caldo de cocción para elaborar una sopa enriquecida con pimentón y almendras.

Para cocer el marisco se deben seguir los siguientes consejos:

  • Agua: si el marisco está vivo se echa a cocer en agua fría. Si no lo está, en agua hirviendo. Si está congelado debe dejarse descongelar lentamente.
  • Sal: 50 g. de sal gorda por litro de agua o 140 gramos de sal normal.
  • Añadir al gusto: limón, laurel, cebolla, tomillo, perejil. Si añadimos limón al cocer marisco con cabeza evitaremos el ennegrecimiento.
  • Tiempo de cocción una vez que el agua haya empezado a hervir:
    • Marisco pequeño: 2-4 minutos, menos si nos gusta casi crudo o más si lo preferimos terso.
    • Marisco con caparazón o grueso: 10-12 minutos (según tamaño y especie).
  • Refrescar tras la cocción inmediatamente bajo el grifo o en un recipiente con agua y hielos.

Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/

diciembre 23, 2016
por Iván Alonso
0 Comentarios

Embutidos y carne roja: ¿Se pueden consumir en Navidad?

Existe una clara asociación de la carne roja y más de las carnes procesadas (elaboradas, en salazón o conserva) con el cáncer, especialmente el colorrectal.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha confirmado que las carnes procesadas son carcinógenas y las ha incluido en el mismo nivel de riesgo que el tabaco y alcohol. La carne roja, sin embargo, ha sido clasificada como “probablemente” carcinógena, lo que significa que hay evidencia, pero limitada, de que puede provocar cáncer. De todos los carcinógenos referidos, el tabaco causa al año más de 1 millón de fallecimientos, el alcohol 600.000, la contaminación del aire 200.000 y las carnes en torno a 34.000.

Tanto en el caso del alcohol como en el de la carne, su consumo con moderación es saludable. Así, la carne roja aporta hierro, proteínas, minerales y vitamina B. Por eso, debemos conocer las cantidades de consumo recomendado.

De carne roja debe consumirse no más de 300 gramos y de carne procesada no más de 20 g. en esas comidas, preferiblemente cocinada al horno y “poco hecha”. Aumentar 100 gramos al día el consumo de carne roja o 25 gramos el de carne procesada sobre las cantidades indicadas se asocia con un 17 y un 49% más de riesgo de cáncer colorrectal y también de cáncer de estómago, próstata y páncreas.

La carne roja incluye carne de vaca, ternera, cerdo, cordero u oveja, caballo y cabra. Si el resto de los platos en dicha comida destacada son a base de verduras a las que se puede añadir marisco, la carne roja podría ser el plato principal a gusto de los comensales, sabiendo que es preferible el pescado o marisco. En todo caso hay que saber que son preferibles las carnes blancas como el pollo o pavo.

Las carnes procesadas son aquellas que han sido saladas, curadas, ahumadas o que han pasado por procesos para mejorar su sabor o extender su preservación, en los que se les ha añadido sal, especias, azúcar, nitritos y/o aquellas que se han expuesto a altas temperaturas por medio de fritura, grill o parrilla. Entre ellas se incluyen las salchichas, las hamburguesas, la panceta, el bacon, el lacón, el tocino, el chorizo, el salchichón, la morcilla, el paté, las vísceras y carnes en conserva. Te recomendamos no incluir éstos en tus platos de Navidad, porque cargarán de sustancias carcinógenas alimentos que podrían consumirse sin ellos. Los embutidos normalmente se utilizan de entrantes o de picoteo, sin ser la comida principal; por ello, te sugerimos que los elimines y que en su lugar elabores entrantes basados en verduras, como alguno de los que enumeramos a continuación. Si decides tomar excepcionalmente carne procesada, que sea jamón de cerdo ibérico, 1-2 lonchas.

Los siguientes entrantes están basados en verduras y aportan pocas calorías, siendo ricos en minerales, vitaminas, antioxidantes y sustancias depurativas. Estos aperitivos se pueden aderezar de un modo que resulten sabrosos y apetecibles, fundamentalmente con ajo, cebolla y perejil, y son un buen sustituto a los entremeses o tablas de embutidos:

  1. Alcachofas salteadas.
  2. Arbolitos de brócoli con almendras y perejil.
  3. Chupitos o vasitos con zumos de hortalizas (zanahoria, tomate, remolacha…). Te recomendamos que revises las entradas del blog sobre BATIDOS.
  4. Croquetas o buñuelos de espinacas y calabaza o de setas o quiche de verduras.
  5. Cocas pequeñas de verduras como calabacín, berenjena, espinacas.
  6. Espárragos a la vinagreta.
  7. Endivias con queso fresco y un poco de Roquefort.
  8. Palitos integrales con hummus (paté de garbanzos) o guacamole o paté de berenjena.
  9. Palitos de queso fresco y tomate cherry o de salmón y espárragos.
  10. Setas o champiñones o espárragos trigueros al ajillo.

Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/