septiembre 19, 2019
por Ediciones Nobel
Sin comentarios

Déjate de aceite de krill, el aceite de oliva es mejor

Hoy nos escribe Amelina:

A mi marido, diabético de tipo 1,  le han diagnosticado cáncer de próstata metastásico agresivo el pasado mes de marzo. El oncólogo le puso terapia hormonal y, antes de terminarla, ha comenzado con la quimioterapia con doxetacel.
¿Cree que le sería beneficioso tomar perlas de aceite de krill?


Respuesta de la doctora Paula J. Fonseca:

Estimada Amelina,

Ante todo, quisiéramos informarle que los tratamientos antihormonales, los más administrados para el tratamiento del cáncer de próstata metastásico o localmente avanzado pueden favorecer el incremento de las cifras de glucemia causando hiperglucemia. Esto puede afectar especialmente a pacientes diabéticos, obesos o con una vida sedentaria.

Nuestro libro Remedios Naturales para Síntomas habituales incluye un capítulo (página 99 a 108) con consejos de estilo de vida, plantas medicinales y alimentos que ayudan a controlar los niveles de glucemia.

Entre las plantas medicinales, el nogal es una de las que ha demostrado beneficio en el control del azúcar en sangre y entre los alimentos, las verduras por su bajo aporte calórico. El apio, la cebolla, la alcachofa, la lechuga, los espárragos, los puerros y los champiñones son alimentos recomendados para pacientes diabéticos que reciben tratamiento hormonal para un cáncer de próstata.

El consumo de hojas de nopal produce un descenso rápido de la glucemia en diabéticos tipo 2, los diabéticos no insulinodependientes.

El aceite de krill destaca por su alto contenido en ácidos grasos omega 3 en los que es rico el aceite de oliva. Estos ácidos grasos han demostrado un alto poder antioxidante y por tanto, combaten el envejecimiento y el daño de las células. Con ello se reduce el riesgo de enfermedades del corazón, los vasos sanguíneos, el cerebro, se reduce el colesterol y triglicéridos y la inflamación y se potencia el sistema inmune.

El aceite de krill procede de un crustáceo que habita en los mares de Rusia, Ucrania, Japón, la Antártida y la costa oeste de la isla de Vancouver.

En el caso concreto de un paciente con un cáncer hormonodependiente, es preferible el consumo de aceite de oliva y no de aceite de krill que podría interferir con el efecto antihormonal del tratamiento. También es recomendable que lo eviten las mujeres con cáncer de mama hormonodependiente o tipo luminal.

Así mismo, y dado que el aceite de Krill no ha demostrado científicamente ventajas sobre el aceite de oliva, recomendamos que cualquier persona que desee prevenir o combatir un cáncer opte por el aceite de oliva que es el que ha confirmado propiedades antitumorales en diversos estudios científicos como se recoge en Comer para Vencer al Cáncer.


Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/

septiembre 17, 2019
por Ediciones Nobel
Sin comentarios

¿Existe el cáncer de mama en hombres?

El cáncer de mama es el tipo más frecuente de tumor en mujeres en nuestro país, pero es muy poco habitual en hombres; sin embargo, los varones también pueden padecerlo al tener tejido mamario.

Menos del 1 % de todos los casos de cáncer de mama se producen en hombres y más del 99% en mujeres. Esta diferencia se debe a que los hombres tienen escasas cantidades de las hormonas que estimulan las mamas. En consecuencia, por lo general su tejido mamario permanece pequeño. Sin embargo, algunos hombres pueden desarrollar tejido glandular mamario debido a la ingesta de determinados medicamentos, a niveles hormonales anormales, a la obesidad o al consumo de alcohol en cantidades nocivas.

Por tanto, existe una serie de factores que pueden aumentar el riesgo de que los hombres desarrollen cáncer de mama entre ellos:

  • Envejecimiento: este es el factor más importante. Tal como sucede con las mujeres, el riesgo aumenta a medida que pasan los años. La edad media de los hombres que son diagnosticados con cáncer de mama es de 67 años aproximadamente, muy similar a la edad media en mujeres.
  • Niveles altos de estrógeno por:
    • Tomar medicinas hormonales.
    • Tener sobrepeso.
    • Haber estado expuestos a estrógenos en los alimentos que se consumen dado que los estrógenos se emplean para engordar al ganado.
    • Consumir grandes cantidades de alcohol, lo cual puede afectar la función hepática que regula los niveles de estrógeno en sangre.
    • Padecer una enfermedad hepática, que suele producir niveles bajos de andrógenos (hormonas masculinas) y niveles altos de estrógeno (hormonas femeninas).
    • Alteraciones genéticas, Síndrome de cáncer de mama familiar como el asociado a los genes BRCA, síndrome de Klinefelter: los hombres con síndrome de Klinefelter poseen niveles bajos de andrógenos (hormonas masculinas) y niveles altos de estrógeno (hormonas femeninas).

      La forma de aparición de un cáncer de mama tanto en hombres como en mujeres es mediante un bulto en una de las mamas de consistencia dura, la retracción del pezón o la palpación de ganglios aumentados de tamaño en la axila.

      Esto no debe confundirse con el aumento de tamaño de ambas mamas que es lo que se conoce como ginecomastia. El agrandamiento de las mamas no vinculado al cáncer puede originarse debido al uso de medicamentos, al aumento de peso o al consumo elevado de alcohol.

Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/

septiembre 12, 2019
por Ediciones Nobel
Sin comentarios

Combatiendo el dolor de la displasia

Hoy nos escribe Sandra:

Mi hermana tuvo una displasia de ovarios y la operaron. ¿Qué debo prepararle para que no le den cólicos y que pueda darle las vitaminas adecuadas? Ella se sienta fuerte.



Respuesta de la doctora Fonseca:

Estimada Sandra:

 
Ante todo aclarar que la displasia es una lesión no maligna, es una alteración de las células que puede, con el tiempo, dar lugar a un cáncer. La displasia en órganos ginecológicos es frecuente en el útero no así en los ovarios.


En el libro Remedios Naturales para Síntomas Habituales, capítulo DOLOR, página 143-150 encontrará consejos, plantas medicinales y alimentos para «combatir el dolor.


Lo fundamental para ayudar a su hermana es estudiar la causa de los dolores tipo cólico y tratar dicha causa. Además, es importante que consulte a su médico quien podrá pautarle un fármaco analgésico para aminorar ese dolor.

Como infusiones le recomiendo la tila, ulmaria o verbena.Como alimentos, las frutas cítricas, el huevo y la leche pueden disminuir la intensidad del dolor. La ingesta de los alimentos triturados o cocinados de un modo sencillo puede disminuir los cólicos si tienen un componente digestivo pero si son producidos por alteraciones de los órganos ginecológicos la dieta influirá poco en la evolución del dolor.



Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/

junio 18, 2019
por Ediciones Nobel
Sin comentarios

No existen los alimentos milagrosos. La dieta mediterránea es el camino.

Pese a que muchos pacientes oncológicos buscan en Internet cuáles son los “alimentos milagrosos” que deben incorporar a su dieta, la Mediterránea sigue siendo la que más propiedades antitumorales incluye.

La oncóloga Paula Jiménez Fonseca, experta en nutrición, y el chef Sergio Rama, que colabora con la Asociación Española Contra el Cáncer, defienden que los platos “de toda la vida” son los que más propiedades nutritivas aportarán a un paciente en quimioterapia, que por lo general tenderá a bajar de peso y ver disminuidas sus defensas. “La idea es abandonar lo industrial y comer casi como lo haría nuestros abuelos”.

Preferible a introducir el producto exótico de moda es ingerir los siete productos con más propiedades antitumorales.

1. Aceite de oliva. Es uno de los productos españoles por excelencia, pero acaba ignorado en buena parte de las dietas por su alto contenido calórico. “Es cierto que es una grasa, pero hay varios estudios de rigor que demuestran sus propiedades antitumorales, fundamentalmente, contra el cáncer de mama”.

2. Verduras. Lo recomendable es consumirlas dos veces al día. Un consejo habitual es consumir las verduras de color verde a mediodía y no a la hora de la cena, para evitar problemas gástricos, y dejar las que tienen color (como la zanahoria y la calabaza) para la noche. También es mejor no cocinar demasiado este alimento, para que no pierda su contenido en vitaminas.

3. Frutas. Todos sabemos que lo ideal es comer varias piezas al día, pero muy pocos lo hacemos. Debemos consumir al menos un cítrico, una manzana (que tiene fibra y es diurética y depurativa) y otra pieza de fruta de temporada al día.

4. Legumbres. Este alimento con alto contenido en proteína puede ser un plato único y los pacientes con cáncer es preferible que lo consuman en puré para facilitar su digestión, sin añadir grasas, estofadas, con cebolla, ajo y alguna otra verdura como zanahoria o pimiento. Se deben consumir entre dos y tres veces a la semana.

5. Frutos secos. Su aceite es similar al de oliva. Es un alimento idóneo para personas que hayan perdido peso durante su enfermedad y quieran recuperarlo de forma saludable. 

6. Pescado. Debería consumirse unas tres veces a la semana y en detrimento del consumo de carne roja envasada. El método de cocinado del pescado, mejor a la plancha o al horno que frito.

7. Carne. Cuando un paciente oncológico busca información sobre cómo adecuar la dieta a su enfermedad, se encontrará probablemente con algún artículo que hablar sobre las propiedades tumorales de la carne roja. Esto tiene varios matices. Por ejemplo: los estudios que analizan este tipo de consumo suelen considerar el bacon como carne roja. En España por carne roja entendemos más bien la ternera o el cerdo ibérico, y eso no se ha vinculad con tanta certeza todavía a la aparición de un cáncer. Si que son procarcinógenos, favorecen la aparición de cáncer sobre todo de estómago y colon los embutidos, mollejas y carne en salazón.

 En cuanto a los tres productos que no debemos consumir, se encuentran los productos envasados, los derivados de lácteos ricos en grasa como la mantequilla y las natas y cualquier tipo de comida industrial, como la bollería y las golosinas.

Recogemos a continuación 2 recetas propuestas por el chef Sergio Rama.

1ª RECETA: lentejas estofadas con verduras y arroz integral.

En un menú para cuatro personas, se necesitará medio pimiento rojo y medio verde, una cebolla, una hoja de apio y un puerro. Bien picado, se pondrá a sofreír en una olla, al que se le añadirá después tres o cuatro ajos también troceados, junto un poco de pimentón, para dar color. Se añadirán después 400 gramos de lentejas y litro y medio de agua. se dejará cocinar a fuego lento. Al terminas, una pizca de sal marina. Junto a unos 160 gramos de arroz (mejor integral).

ESte plato es suficiente para cubrir toda una comida, no necesita ningún segundo.

2ª RECETA: ensalada de garbanzos con verduras.

Las legumbres pueden comprarse cocidas si el producto es ecológico o hacerlas en casa, pero Rama incide en que no se deberá usar la olla express. Se picarán las verduras en dados (cebolla, apio, tomate y pimiento rojo y verde) y rayadas (zanahoria y remolacha), y se mezclarán con los garbanzos acompañadas de huevo cocino, mostaza en grano, sal, aceite, vinagre y pimienta. También puede combinar con patatas o lechuga.

Esta receta incluye todos los nutrientes necesarios, es muy suave y se puede hacer de un día para otro.

mayo 27, 2019
por Ediciones Nobel
Sin comentarios

Asiste online a una charla de la doctora Fonseca

El próximo miércoles 29 de mayo, la doctora Paula Jiménez Fonseca, coautora de Comer para vencer al cáncer y asesora de este blog, os espera en el seminario online:

“¿Cómo alimentarnos tras el diagnóstico de un cáncer gástrico?”

Más información e inscripciones aquí 

👇

mayo 14, 2019
por Ediciones Nobel
Sin comentarios

La dieta Túrmix: qué es y cómo puede ayudarte a no perder peso

Algunos tumores causan caquexia o consunción, y pérdida de peso; entre ellos el cáncer de estómago, por lo que es importante intentar que el paciente se alimente, ya que el adelgazamiento puede debilitarlo.

El tipo de alimentos preferible son los purés y se debe tener precaución con los líquidos que favorecen el reflujo. Si toma zumos o batidos puede ser necesario añadirles espesantes. Un sustituto del agua sería la gelatina o agua gelificada que tragará con menos dificultad.

La dieta túrmix consiste en cocinar los alimentos y pasarlos por el pasa purés o por una trituradora para que no contengan trozos de alimentos. En puré podrá tomar más cantidad de alimentos y las digestiones serán más sencillas.

Existe menú adaptado en nuestro libro Comer para vencer al cáncer, páginas 100 y 101.

 

Como ejemplo:

 

DESAYUNO: Papilla de leche o yogur con galletas y una pieza de fruta.

MEDIA MAÑANA O MERIENDA:

 COMIDA:

  • Puré de verduras mezcladas con pollo o pavo o pescado blanco.
  • Manzana, pera, mango, aguacate o plátano preferiblemente cocidos.

  CENA:

  • Crema de calabaza, puerros o calabacín a los que puede añadir huevo o pescado blanco.
  • Manzana o pera cocidas, mango, aguacate o plátano.

    Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/

abril 30, 2019
por Ediciones Nobel
Sin comentarios

Cómo alimentarte bien si sufres cáncer de pulmón

El cáncer de pulmón puede causar pérdida de peso y de apetito que suelen debilitar tanto al paciente, física, mental y emocionalmente como a su sistema inmune.

Asimismo, la ingesta de alimentos poco saludables puede empeorar la evolución del cáncer.

Por ello, es importante conocer qué alimentos son saludables, las cantidades que se deben ingerir y cómo combinarlos en las distintas comidas.

A continuación, se muestra un ejemplo de los alimentos que sería aconsejable incluir en cada comida:

DESAYUNOS/MERIENDAS
  • 1 lácteo (un vaso -200 ml- de leche entera/semidesnatada o 2 yogures)
  • 1 ración de pan / cereales / bollería casera (60 g)
  • Aceite de oliva
  • Añadir unas lonchas de fiambre cocido
  • Opcional: pieza de fruta
COMIDAS / CENAS
1. Ración de alimento proteico. A variar entre carne, pescado, huevos y legumbres con arroz cocinado con aceite de oliva. Tener en cuenta las siguientes recomendaciones de cantidades y tipos de alimentos.

  • Carnes (150 g): (3-4 veces/semana) preferible el consumo de carnes magras (lomo, solomillo de ternera o cerdo, pollo o pavo, conejo). Se puede incluir carne roja 1 – 2 veces/semana. Utiliza condimentos como hierbas aromáticas en la preparación de las carnes y pescados para modificar y mejorar su sabor.
  • Pescado (150 g sin espinas) blanco 2 – 3 veces /semana y azul 1 – 2 veces / semana.
  • Huevos (3 – 4 / semana) sustituyendo a la carne o al pescado: Huevos cocidos, al plato o en tortilla. Utilizar 2 huevos para preparar una tortilla o revuelto, se puede mezclar con queso o atún.
  • Legumbres: 1 plato sopero, mezcladas con arroz para preparar un plato único. (2-4 raciones a la semana, de unos 60-80 g cada una)

2. Verdura y pasta o arroz como acompañamiento. Pan 40 gramos.

3. Postres: fruta variada que se puede tomar fresca o en compota y mezclada o acompañada de un yogur. Consumir 3 frutas diarias.

Se pueden añadir frutos secos unas 3 – 7 veces / semana en raciones de 20-30 gramos, entre horas, ya que son alimentos saludables y muy ricos en calorías.

Consumir aceite de oliva virgen extra 3-5 cucharadas/día.


Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/

abril 2, 2019
por Ediciones Nobel
1 comentario

Cómo controlar el peso fácilmente para vencer al cáncer de mama

El cáncer de mama es el más frecuente y el que más afecta a mujeres de edad mediana. El cáncer hormonodependiente es el que cuenta con más opciones de tratamiento y con un mejor prónostico.

En este tipo de cáncer de mama la dieta saludable, el ejercicio físico diario y el control del peso corporal contribuyen en la lucha por la curación o mejora.

Así, es fundamental que se mantenga un peso adecuado. Una manera sencilla de calcularlo sería que su peso nunca sea superior a las 2 últimas cifras de su altura; es decir, si mide 1.55 m no debería pesar más de 55 kg siendo lo ideal en torno a los 50 kg, si mide 1.60 m no debería pesar más de 60 kg y lo ideal sería en torno a 55 kg. Otra forma de conocer si el peso es el adecuado sería a través de su índice de masa corporal (peso dividido entre la talla en metros al cuadrado), que no debe superar 25 Kg/m2.

Además, se recomienda hacer ejercicio físico, unos 15-30 minutos cada día, y la forma más sencilla es integrarlo en su vida diaria: desplazarse a pie, subir por escaleras no por ascensor, realizar las tareas del hogar, baile, gimnasia, caminata, …

En cuanto a la alimentación, un importante estudio español con repercusión internacional, el estudio PREDIMED, se sabe que medidas tan accesibles como la ingesta de aceite de oliva virgen extra y el seguir una dieta mediterránea pueden reducir el riesgo de padecer un cáncer de mama más del 60%.

La dieta mediterránea se resume en los siguientes 10 puntos que se recogen en el libro Comer para vencer al cáncer página 35:

  1. Aceite de oliva virgen extra: 4 cucharadas/día, 15% de las calorías diarias deberían proceder del aceite de oliva virgen extra
  2. Verduras: 2 raciones/día (1º plato de comida y cena), una ración en ensalada que mezcle verduras crudas
  3. Frutas: 3 piezas crudas y con piel/día, en el desayuno un cítrico, en la comida una fruta de temporada y en la merienda o cena preferiblemente una manzana
  4. Frutos secos: 30 g/semana (7 nueces o 20 almendras a la semana)
  5. Legumbres: 3-5 veces/semana (2º plato de comida). Las legumbres sustituyen a un plato de carne, pescado o huevo por eso equivalen a un 2º plato acompañadas de un 1º plato de verduras o mezcladas con estas. Por ejemplo, garbanzos con espinacas o con verdura
  6. Pescado: 3 veces/semana- 2º plato de comida o cena. Preferiblemente pescado azul y si es un pescado grande (salmón, trucha) cocinado al horno y rehogado con zumo de limón
  7. Carne: mejor ave o jamón serrano, 2 veces a la semana – 2º plato de la comida
  8. Evitar: bebidas azucaradas y carbonatadas
  9. Evitar: mantequilla, margarina y nata
  10. Evitar: bollería industrial, galletas y pan blanco (refinado)- máximo 1/semana. El pan debe consumirse con fibra y los cereales en grano, evitando el pan envasado de molde y los cereales refinados y endulzados

    Animamos a todos nuestros lectores seguir la dieta mediterránea que no solo es saludable sino también sabrosa, nutritiva y saciante.


  11. Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/

marzo 13, 2019
por Ediciones Nobel
Sin comentarios

«No existen los remedios mágicos contra el cáncer»

La doctora Paula Jiménez Fonseca lo ha vuelto a decir claro aprovechando preguntas del periódico digital dominicano Acento: “comer no cura el cáncer”.

 

La oncóloga española añade que “la agresividad del cáncer es tal, que solo con la alimentación no es posible ganarle la batalla”, por lo que nunca «debe convertirse en una alternativa a los tratamientos oncológicos, aunque sí puede ayudar a sobrellevarlos potenciando el sistema inmune y evitando la desnutrición».

 

Los comentarios de la facultativa vienen a raíz de un estudio llevado a cabo por científicos de la universidad de Tufts de Boston (EEUU) en el que estudiaron las propiedades del licopeno, un antioxidante presente en gran cantidad en los tomates, y que les confiere el color rojo, para combatir el cáncer hepático.7

 

La doctora Fonseca vuelve a alertar sobre “mensajes que ofrecen remedios nutricionales mágicos contra los tumores y que lo único que persiguen es comercializar con la salud de los pacientes oncológicos”.


Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/

marzo 12, 2019
por Ediciones Nobel
Sin comentarios

Una dieta para la carcinomatosis peritoneal

La carcinomatosis peritoneal es la extensión de algunos tumores al peritoneo, una membrana que recubre el abdomen. Esto pueden producirlo diversos cánceres fundamentalmente los de estómago, páncreas, colon, ovario y endometrio. La carcinomatosis peritoneal puede ser mínima, con algunos nódulos, o extensa, con grandes masas y/o líquido ascítico.

Cuanto mayor sea la carcinomatosis peritoneal, mayor daño sufrirá la persona que la padece, sobre todo para la ingesta, puesto que la carcinomatosis suele comprometer al intestino. Lo fundamental es descartar que exista una obstrucción del intestino por alguna de las masas tumorales. Si la persona logra defecar se descarta la obstrucción completa y en esos casos se puede proceder a ingerir una dieta adaptada.

Los pacientes con una carcinomatosis peritoneal que comprometa la ingesta suelen poder ingerir purés y alimentos blandos que es lo que le recomendamos y resumimos a continuación.

La dieta túrmix consiste en cocinar los alimentos y pasarlos por el pasa purés o por una trituradora para que no contengan trozos de comida. Hay un ejemplo de menú en nuestro libro Comer para vencer al cáncer, páginas 100 y 101.

Como ejemplo:

DESAYUNO: Papilla de leche o yogur con galletas y una pieza de fruta.

MEDIA MAÑANA O MERIENDA:

  • Opción A) Yogur, cuajada, requesón o helado cremoso.
  • Opción B) Compota o batido de frutas y verduras (ver ejemplos de batidos en entradas previas de este blog). Componentes del batido:
    1) yogur
    2) frutas: manzana, pera, limón, fresas o piña
    3) tres galletas
    4) se le puede añadir verdura: remolacha, zanahoria, pepino
    5) acompañamiento: jengibre, ajo, hojas de albahaca, 1 cucharada de aceite de oliva

    COMIDA:

  • Puré de verduras o legumbres.
  • Pollo o pavo o pescado blanco con patata cocida que se puede añadir al puré para facilitar la digestión.
  • Manzana, pera, mango, aguacate o plátano preferiblemente cocidos.

    CENA:

  • Crema de calabaza, puerros o calabacín.
  • Huevo en revuelto o cocido, pescado blanco.
  • Manzana o pera cocidas, mango, aguacate o plátano.

Las tomas deben ser de pequeña cuantía para facilitar la digestión y repetidas cada 3-4 horas si el paciente lo tolera.

Deseamos que estos consejos le sean útiles para ayudar a su padre a lograr comer, a tolerar los alimentos y a no pasar dolor.


Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/