noviembre 6, 2018
por Ediciones Nobel
0 Comentarios

Ojo con tomar zeolita contra el estreñimiento en el cáncer de colon

Hoy nos escribe Ana Luz:

Mi mamá ha tenido varios cánceres (mama, endometrio). Le dieron quimioterapia para este ultimo, pero a los cinco meses le detectaron un tumor en recto. Este ha sido muy doloroso y ahora toma senosidos para mejorar la evacuación, la cual es limitada.
He visto muchas cosas benéficas con las zeolitas, y considero puede ser algo benéfico para nosotros. Mi duda es, ¿considera si puede tomarla o le generará mayor problema por la obstrucción intestinal?
Agradezco su ayuda.


Respuesta de la doctora Paula J. Fonseca:

Estimada Ana Luz:

Ante todo, quiero darle ánimo y fortaleza tanto a usted como a su madre.

Es importante tener en cuenta que los pacientes con cáncer del tubo digestivo, concretamente cáncer de colon, a los que no se ha resecado (operado) el cáncer tienen riesgo de que este pueda dificultar la salida de las heces.

Así, el estreñimiento se debe a la dificultad para evacuar por el tumor y no mejora con laxantes que incluso pueden ser contraproducentes. Es por ello que la zeolita estaría contraindicada.

Las deposiciones pueden mejorar ingiriendo una dieta túrmix basada en purés, caldos, batidos, patata cocida y alimentos sin fibra, sin residuos y bastantes líquidos como se recoge en Comer para vencer al cáncer página 100.

Puede consumir también verduras suaves cocidas (calabacín, calabaza, berenjena, zanahoria), tapioca, compota de manzana, plátano, membrillo, frutas en almíbar, al horno o hervidas, queso blando y fundido, yogur o batido de yogur con fruta, carnes magras, jamón cocido o serrano desgrasado, pescado blanco.

Debe evitar/moderar el consumo de: fibra insoluble, verduras flatulentas o muy fibrosas como las de hoja verde, legumbres enteras, cereales integrales, guisantes, espárragos, frutos secos, cebolla, fritos, rebozados, embutidos.

La actividad física puede mejorar las deposiciones.


Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/

noviembre 2, 2018
por Ediciones Nobel
2 Comentarios

Di adiós al cansancio y a la pérdida de peso

Hoy nos escribe Henry:

Buenas noches, Paula:

Tengo cáncer renal con metástasis  pulmonar. Hace dos años  me operaron. Me hicieron  nefrectomia radical del riñón  derecho. Mi tratamiento  consiste en medicamento INLYTA 5 mg 1vez al día. También  me hicieron radioterapias y el tumor reincidió y ya tengo lecciones hepáticas. Quiero que, por favor, me ayude. He perdido el apetito, tengo mucho desaliento, mareos, me tiemblan  las piernas. En general  me siento muy mal. ¿Qué debo comer para ayudarme? Muchas gracias. Espero su respuesta  con mucha ansiedad.


Respuesta de la doctora Paula J. Fonseca:

Estimado Henry:

Son muchos los cánceres que, al extenderse a otros órganos, causan astenia (cansancio), anorexia (pérdida de apetito) y caquexia (pérdida de peso).

Así mismo, algunos tratamientos del cáncer pueden favorecer el cansancio y la pérdida de apetito. En el caso de axitinib, nombre comercial Inlyta, puede asociarse hipertensión, diarrea y sequedad de piel entre otros efectos adversos.

Comer es importante para ganar fortaleza y potenciar la respuesta inmune contra su cáncer por lo que a continuación le damos una serie de indicaciones para lograrlo.

En Comer para vencer al cáncer, página 86, tiene unos consejos generales sobre alimentación en el paciente con cáncer que le recomiendo tener en cuenta como el fraccionar las tomas en 5-6 comidas ligeras o el tomar a media mañana y media tarde un batido de yogur, 3 galletas y fruta.

Asimismo, en la página 89, tiene unos consejos para pacientes con anorexia (pérdida de apetito) o caquexia (pérdida de peso) entre los que se encuentran ejemplos para enriquecer los platos, por ejemplo añadiendo pan, harina de avena, huevo o aceite a los caldos o purés.

Para estimular el apetito puede tomar, antes de las comidas o una rodaja de piña, un caldo o una limonada e intentar realizar algo de ejercicio físico como un paseo corto.

Para mejorar el hábito intestinal, puede tomar una infusión de roiboos, manzanilla, tila, anis al despertarse y sustituir el primer plato de comida y cena por un puré de verduras poco flatulentas como la calabaza, calabacín, zanahoria mezcladas con patata, harina de avena, tapioca y un chorro de aceite de oliva.

A continuación, enumeramos sugerencias para sus platos en las distintas comidas. Los batidos, además de consumirse a media mañana o media tarde pueden sustituir a una comida:

DESAYUNO: Papilla de leche o yogur con galletas y una pieza de fruta.

MEDIA MAÑANA O MERIENDA:

Opción A) Yogur, cuajada, requesón o helado cremoso.

Opción B) Compota o batido de frutas y verduras, elegir entre los siguientes:

1. BATIDO ROJO FRUTA, 1/2 vaso de agua o zumo obtenido al triturar una manzana, 1 pera, 6 fresas, 1 rodaja de sandía y, opcional, 1 rodaja de jengibre fresco.

2. BATIDO MORADO VERDURA, 1/2 vaso de agua, 1 remolacha mediana, 1 manzana, 2 zanahorias, 1 ramillete de apio y, opcional, 1 rodaja de jengibre fresco.

3. BATIDO VERDE MIXTO, 1/2 vaso de agua, 1 pepino pequeño, 1 manojo de perejil, 1 limón, ½ taza de piña picada (80 g), ¼ de manzana Golden y, opcional, 2 ramas de apio y 1 rodaja de jengibre fresco.

4. BATIDO MARRÓN CACAO, 1 plátano, 1 yogur, 2 cucharadas de cacao

5. Batido ROSA MIXTO, 1 higo y 1 ciruela frescos o secos, ½ manzana, ¼ remolacha pelada y rallada, 1 vaso de agua, 1 cucharada de canela en polvo

6. Batido ROSA FRUTA, 6 fresas, 1 vaso de leche de almendra o 1 yogur y 2 gramos de jengibre en polvo.

A cualquiera de los batidos se les podría añadir alguna de las siguientes frutas para enriquecerlos aún más en nutrientes: ½ mango, ½ pera y/o 1 rodaja de piña.

 

COMIDA:

Puré de verduras o legumbres.

Pollo o pavo o pescado blanco con patata cocida que se puede añadir al puré para facilitar la digestión.

1 fruta: manzana, pera, mango, aguacate o plátano preferiblemente cocidos.

CENA:

Crema de calabaza, puerros o calabacín.

Huevo en revuelto o cocido o bien pescado blanco.

1 fruta: manzana, pera, mango, aguacate o plátano preferiblemente cocidos.

Si no puede consumir los 3 grupos de cada comida de prioridad al segundo plato, carne, pescado o huevo que puedes sustituir, en caso de que le sea difícil comer estos, por queso fresco con jamón magro o por yogur.

También puede mezclar primer y segundo plato y triturarlos porque en puré se logra tomar más cantidad.

Si no llega a comer todo lo necesario intente un poco en cada toma pero no deje de comer a ninguna de las horas establecidas.

Le enviamos todo nuestro apoyo.


Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/

octubre 30, 2018
por Ediciones Nobel
0 Comentarios

¿Cáncer de esófago? Toma puré

Hoy nos escribe Yolanda:

Dra. Fonseca, quería hacerle una consulta referente a mi madre:
Hace unos meses se le ha diagnosticado un cáncer de esófago con algunos ganglios afectados pero sin metástasis.
Mi madre tiene 87 años y  hasta hace unos meses ha sido una mujer fuerte, que llevaba una vida totalmente autónoma y activa. Aún así, los médicos decidieron que no le iban a  intervenir ni  quirúrgicamente, ni  tampoco con radio o quimio, dándole el alta después del diagnóstico.
Debido a la disfagia se le colocó una protesis expandible que le migró al estómago y  hubo que extraerla para colocarla otra fija en su lugar.
Sobre todo después de las intervenciones para colocar la protesis, su estado general ha pasado a ser muy precario, aunque con el tratamiento de corticoides  ha mejorado bastante. Siempre ha (hemos) llevado una alimentación muy natural, pero me gustaría saber que alimentos debería de tomar para potenciar el sistema inmune.
Un saludo.


Respuesta de la doctora Paula J. Fonseca:

Estimada Yolanda:
El cáncer de esófago es uno de los que más debilita a los pacientes a nivel nutricional.
Para facilitar la ingesta es recomendable que tome los alimentos en puré y que engorde los líquidos añadiéndoles espesantes. En Comer para vencer al cáncer, página 100, podrás encontrar consejos específicos de alimentación para pacientes con disfagia que es la dificultad para tragar.
Debe evitar los alimentos pegajosos, grumosos, secos, ásperos, irritantes o adherentes al paladar, los que se desmenuzan en la boca como la patata, la leche condensada, las magdalenas o bizcochos, la fruta con pepitas, las verduras con semillas y el arroz.
Los purés que pueden contribuir a mejorar el sistema inmune son los que se hacen con verduras, frutas, yogur y/o kefir.
El yogur o kefir aportan bacterias saludables y las frutas y verduras minerales y vitaminas que ayudan a potenciar el sistema inmune.
Puedes mezclarle cúrcuma y jengibre en purés o batidos.
En entradas previas de este blog encontrarás ejemplos de batidos energéticos a los que puedes dar consistencia puré añadiéndoles espesantes.

octubre 26, 2018
por Ediciones Nobel
1 Comentario

Un manual de apoyo al enfermo de tumores neuroendocrinos

La oncóloga Paula Jiménez Fonseca, asesora de este blog, ha participado a través de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) en la redacción de un manual de apoyo al enfermo de tumores neuroendocrinos donde se ofrece el camino para evitar la malnutrición y otras complicaciones asociadas. Una muestra más de la preocupación de la doctora Fonseca por la alimentación y el bienestar de los pacientes oncológicos, como demuestra la publicación de sus libros Comer para vencer al cáncer y Remedios naturales para síntomas habituales.

Según informa la agencia EFE, este manual “se trata de una iniciativa de la asociación de pacientes NET España que cuenta con la colaboración de diferentes entidades, entre otros, el Grupo Español de Tumores Neuroendocrinos y Endocrinos (GETNE) o la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), además de la Fundación Más que Ideas”.

La información destaca algunas declaraciones de la doctora Fonseca, donde reconoce que “a veces, las consultas de oncología son breves y centradas en el tratamiento y dejamos apartadas las recomendaciones sobre estilo de vida”.

“Son tumores muy variados, con distintos pronóstico y que apenas presentan síntomas”, lo que les convierte en un reto para la Medicina, indica la doctora.

La información indica que este manual  “proporciona una orientación en función de cada circunstancia, además de mostrar técnicas culinarias y recetas con un alto poder nutricional, además de atractivas que ayudan a que el enfermo se adhiera a las pautas dietéticas correctas”.

 

Leer aquí la información completa


Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/

octubre 23, 2018
por Ediciones Nobel
0 Comentarios

Un menú para el enfermo terminal

Cuando el cáncer está muy evolucionado y el pacientes muy débil se produce el síndrome caquexia-anorexia que se asocia con gran delgadez y falta de apetito.
En esta situación es difícil lograr que el paciente se fortalezca y recupere peso y músculo e igual de difícil es que logre comer.
Lo fundamental es lograr una ingesta mínima que le permita tener la boca hidratada y tener un poco de energía.
Como se recoge en Comer para vencer al cáncer, página 108, el paciente se puede alimentar con un batido que se preparará mezclando:
  • 4 cucharadas de queso blanco o 1 yogur o kefir
  • 2 cucharaditas de aceite de oliva
  • zumo de 1/2 limón
  • 1 cucharada de miel
  • 1/2-1 plátano

Este batido aporta azúcar en la fruta y miel, grasa a través del aceite de oliva y proteínas en el yogur por lo que es un alimento completo y nutritivo.

Puede tomarlo a pequeños sorbos o cucharadas una vez batido y, para hacerlo variado, puede sustituir el plátano por otras frutas nutritivas como el aguacate, mango o fresas.

Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/

octubre 18, 2018
por Ediciones Nobel
1 Comentario

Cómo acabar con las náuseas

Hoy nos escribe Gloria:

Hola, buenas tardes:

Mi madre que padece un carcinoma de endometrio con metástasis en los pulmones suele tener fatigas cada día, sin llegar a vomitar. ¿Qué alimentos son los más apropiados para esa fatiga?

Muchas gracias


Respuesta de la doctora Paula J. Fonseca

Estimada Gloria:
Suponemos que con fatiga te refieres a náuseas, sensación de necesidad de vomitar sin llegar a expulsar el alimento y que este síntoma le está causando dificultad para comer.
La fatiga o astenia es el agotamiento o debilidad pero es cierto que en algunas zonas de España las náuseas se conocen coloquialmente como “fatiga”.
Como se recoge en Comer para vencer al cáncer páginas 92 y 93 existen una serie de recomendaciones que pueden mitigar las náuseas y que resumimos a continuación. Sin embargo, si estás son intentas o duraderas es importante que consultéis a vuestro oncólogo quien valorará la conveniencia de asociar un fármaco antiemético.
La planta medicinal con más propiedades frente a las nauseas y que también se comercializa como fármaco para combatirlas es el JENGIBRE.
Los caramelos de menta o limón calman el estómago y pueden evitar regustos desagradables.
El agua puede potenciar las nauseas por lo que es preferible que beba a pequeños sorbos, cola, caldos salados, infusiones de manzanilla, menta, anís, azahar, bebidas bicarbonatadas como el suero oral.
La comida debe ser de fácil digestión, con textura blanda, como el yogur, el queso fresco, flan, natillas, cuajada, helado, huevo duro, patata cocida o en puré. Si tolera estos alimentos puede probar el pollo, tortilla francesa, jamón cocido, sorbete de frutas, pan blanco.
Si las náuseas se deben a quimioterapia, lo mejor es prevenirlas en sucesivos ciclos de tratamiento con fármacos específicos que suelen tomarse unos 15 minutos antes de cada comida o como le indique su médico.

Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/


octubre 16, 2018
por Ediciones Nobel
0 Comentarios

El cáncer de colon y la influencia de la clorofila

El cáncer de colon es el que más está aumentando en los últimos años sobre todo en países desarrollados. En España ya es el cáncer más frecuente en ambos sexos, por detrás del cáncer de mama en mujeres y del de próstata en varones. Se sabe que este incremento está asociado con la obesidad, el sedentarismo, el estreñimiento y la reducción en la ingesta de agua, frutas y verduras.
Por tanto, una dieta rica en frutas y verduras, es decir, la ingesta de 5 raciones al día, 2 de verduras y 3 de frutas es la mejor estrategia para prevenir este cáncer. Un ejemplo de menú saludable que incluye platos con una adecuada cantidad de verduras y frutas podéis encontrarlos en el libro Comer para vencer al cáncer páginas 62 y 63.
Además, es importante llevar una vida activa, realizar unos 20-30 minutos de actividad física al día y un mínimo de 1.5 hora a la semana y controlar el peso.
 La clorofila es un pigmento que da el color verde característico a muchas verduras. El mejor modo de consumirla es ingiriendo verdura en la comida y en la cena.
Si al paciente con cáncer de colon le han recomendado reducir la ingesta fibra puede tomar la verdura en puré. Esta precaución deben tenerla los pacientes con cáncer de colon a quienes no le han operado el tumor.
La ingesta de clorofila en suplementos no ha demostrado en ningún estudio científico reducir el cáncer de colon.
La aspirina y los suplementos de vitamina D son los únicos fármacos que hasta la fecha han confirmado reducir el riesgo de desarrollar cáncer de colon.

Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/

octubre 15, 2018
por Ediciones Nobel
0 Comentarios

10 puntos para vencer al Cáncer de Mama

El cáncer de mama es el más frecuente en mujeres españolas y el que más afecta a mujeres de mediana edad.

Por ello, las mujeres tenemos un gran compromiso con seguir un estilo de vida saludable que ayude a reducir el riesgo de desarrollar este cáncer.

A través de un importante estudio español con repercusión internacional, el estudio PREDIMED, se sabe que medidas tan accesibles como la ingesta de aceite de oliva virgen extra y el seguir una dieta mediterránea pueden reducir el riesgo de padecer un cáncer de mama más del 60%.

La dieta mediterránea se resume en los siguientes 10 puntos que se recogen en el libro Comer para vencer al cáncer página 35:

 

  1. Aceite de oliva virgen extra: 4 cucharadas/día, 15% de las calorías diarias deberían proceder del aceite de oliva virgen extra
  2. Verduras: 2 raciones/día (1º plato de comida y cena), una ración en ensalada que mezcle verduras crudas
  3. Frutas: 3 piezas crudas y con piel/día, en el desayuno un cítrico, en la comida una fruta de temporada y en la merienda o cena preferiblemente una manzana
  4. Frutos secos: 30 g/semana (7 nueces o 20 almendras a la semana)
  5. Legumbres: 3-5 veces/semana (2º plato de comida). Las legumbres sustituyen a un plato de carne, pescado o huevo por eso equivalen a un 2º plato acompañadas de un 1º plato de verduras o mezcladas con estas. Por ejemplo, garbanzos con espinacas o con verdura
  6. Pescado: 3 veces/semana- 2º plato de comida o cena. Preferiblemente pescado azul y si es un pescado grande (salmón, trucha) cocinado al horno y rehogado con zumo de limón
  7. Carne: mejor ave o jamón serrano, 2 veces a la semana – 2º plato de la comida
  8. Evitar: bebidas azucaradas y carbonatadas
  9. Evitar: mantequilla, margarina y nata
  10. Evitar: bollería industrial, galletas y pan blanco (refinado)- máximo 1/semana. El pan debe consumirse con fibra y los cereales en grano, evitando el pan envasado de molde y los cereales refinados y endulzadosRecuerda combinar la dieta con ejercicio físico que puedes realizar fácilmente en el hogar durante las actividades domésticas, realizando bicicleta tumbada en la cama, jugando, haciendo ejercicios de gimnasia, bailando o paseando en familia.

    Cuida tu peso para que tu índice de masa corporal (peso dividido entre la talla en metros al cuadrado) no supere 25 Kg/m2.

    Tanto para prevenir el cáncer de mama, como para luchar por superarlo o para que no vuelva a aparecer te animamos a seguir la dieta mediterránea que no solo es saludable sino también sabrosa, nutritiva y saciante.


Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/

octubre 11, 2018
por Ediciones Nobel
0 Comentarios

Cómo controlar el hormigueo en manos durante la quimioterapia

Hoy nos escribe Susana:

Buenas tardes:

¿Podría ayudarme para poder mitigar las parestesias en manos y pies provocadas por tratamiento quimioterápico ( 5FU/LV) en un cáncer de recto metastásico?
Gracias.


Respuesta de la doctora Paula J. Fonseca:

Estimada Susana:
El tratamiento del cáncer colorrectal que suele causar neuropatía, parestesias en manos y pies, es el oxaliplatino, que es un fármaco que habitualmente se combina con el 5FU.
Una vez instaurada ningún tratamiento ha demostrado eficacia para revertirla.
Si la neuropatía es muy molesta a veces se dan unos fármacos para tratar el dolor neuropático.
Te sugiero que lo comentes con tu oncólogo quien sabrá instaurar el mejor tratamiento para ti y ajustar la quimioterapia.
De los alimentos, el mango, el aguacate y los pescados azules, ricos en omega 3, podrían contribuir modestamente a reducir dicho daño neurológico.
Paula Jiménez Fonseca

Para más información, puede adquirir nuestros libros ‘Comer para vencer al cáncer’ y ‘Remedios naturales para síntomas habituales’ a través de este enlace: https://comerparavenceralcancer.com/nuestrolibro/

octubre 9, 2018
por Ediciones Nobel
0 Comentarios

Plantando cara al linfoma

El linfoma es una variedad de tumor derivado de los linfocitos y que se desarrolla en los ganglios linfáticos. Al multiplicarse las células tumorales, el ganglio aumenta de tamaño, es lo que se conoce como adenopatía. Suele afectar a personas jóvenes.

Los pacientes tienen un déficit de los linfocitos, su sistema inmune está debilitado y son frecuentes las infecciones. Estas son más frecuentes en pacientes que reciben quimioterapia, que reduce aún más la inmunidad.

La dieta saludable o mediterránea, como se recoge en Comer para vencer al cáncer, es la que debes seguir y está basada en el consumo de:

  • Hasta 5 raciones de frutas AL DÍA, al menos una pieza de un cítrico y verduras, incluyendo en cada comida ajo y cebolla.
  • Legumbres: 3 veces por semana.
  • Pescado azul cocinado al horno, 3 día a la semana.
  • Yogur o leche fermentada y sus derivados 2-3 a diario.
  • Cereales, avena, germen de trigo y arroz, ricos en vitamina B6 y selenio, a diario.
  • Añadir cúrcuma con pimienta negra y semillas de sésamo a los alimentos.
  • Eliminar los alimentos procesados, refinados, la bollería industrial y las bebidas gaseosas.
  • Moderar el consumo de carne roja, unos 2 días a la semana, y suprimir los embutidos.Esto lo debes combinar con ejercicio físico diario y la ingesta de hasta 6-8 vasos de agua al día. Algún vaso de agua lo puedes sustituir por infusiones que fortalecerán tus defensas como el rooibos, té verde, tomillo, achicoria, cardo mariano, todas ellas recogidas en Remedios Naturales para síntomas habituales.

    El linfoma es un tumor que puede curarse, aunque esto depende fundamentalmente de la extensión y tamaño. Por ello, es importante mantener una actitud de lucha en todo momento y contribuir, con una vida sana, a que el organismo se mantenga fuerte para tolerar los tratamientos.